La irrupción de la ministra Mordaunt para suceder a a Johnson la convierte en blanco de ataques

La irrupción de la ministra Mordaunt para suceder a a Johnson la convierte en blanco de ataques

La titular de Comercio se afianza como favorita junto al exministro de Finanzas Sunak

El exministro de Finanzas, Rishi Sunak volvió a encabezar la lista de candidatos más votados en la segunda eliminatoria para el liderazgo conservador. Sunak se impuso con 101 votos (+13), seguido por la ministra de Comercio Exterior, Penny Mordaunt, 83 (+16), que vuelve a superar con creces a la titular de Exteriores, Liz Truss, 64 (+14).

Detrás de ese triunvirato que debería decidir la competición se situaron los diputados Kemi Badenoch, 49 (+9) y Tom Tugendhat, 32 (-5). La última posición fue para la Fiscal General, Suella Braverman, 27 -5), que quedó descartada. La preguntas ahora es a dónde irán los votos de Braverman y si Truss podrá alcanzar a sus dos principales contrincantes.

 El resultado sigue apuntando a una posible final entre Sunak y Mordaunt. Nadie contaba con esta última, y de pronto se ha convertido en el centro de todas las miradas y todos los ataques. Su bajo perfil, el no haber estado directamente implicada en ninguno de los escándalos del gobierno de Johnson y tener en él un cargo de menor rango la han convertido en la favorita de la militancia, que tiene en su mano el nombramiento del primer ministro.

«Penny a tiempo parcial»

Sus enemigos le echan en cara la falta de experiencia en el gobierno y la han apodado “Penny a tiempo parcial”, porque afirman, no se toma en serio sus tareas. Contra ella ha cargado David Frost, el exministro para el Brexit, que tuvo a Mordaunt bajo su cargo durante las negociaciones. “Sentí que ella no dominaba los temas en las negociaciones”, ha declarado. Frost tiene la reputación de ser un inútil y un  incompetente.   

NOTICIAS RELACIONADAS

Las votaciones continuarán la próxima semana, lunes, martes y miércoles, hasta que solo queden dos candidatos. El calendario puede cambiar si alguno de los aspirantes renuncia al considerar que no tiene posibilidad alguna de ganar. Podría ser el caso de  Tugendhat, que en la segunda ronda perdió votos. El exmilitar ha confirmado sin embargo que continúa para participar en los debates de televisión y explicar al público su “visión de Gran Bretaña”.