Xavi da motivos al Barça para ilusionarse

Xavi da motivos al Barça para ilusionarse

Un cambio sustancial Han sido solo dos partidos en Estados Unidos y uno en Olot. Poco, muy poco, para sacar alguna conclusión. Pero suficiente para que la expectación que genera el Barcelona de Xavi se haya disparado por las nubes. Suficiente para esperar con ansias para esperar el partido de esta noche ante la Juventus para certificar que el cambio es notable. Y real. Es lo que tiene empezar una temporada de cero y no llegar a mitad de curso, con el pie cambiado y sin haber participado en el diseño de la plantilla. Es lo que tiene coger el trabajo de otro e intentar cambiar el paso del equipo cuando no hay tiempo ni para entrenar pues los partidos se acumulan uno tras otro, y la necesidad de ganar maniata a más de uno porque la presión aumenta. Hoy, Xavi empieza de cero y en solo tres partidos ya se han visto muchos detalles que hasta ahora no se apreciaban. Solo con los jugadores que tiene, con los refuerzos que le han llegado, sin los que ha apartado y los que dejarán de tener el peso específico que tenían… se nota su mano. Aunque no grite ni lo haga de malas maneras o en plan sargento militar. Xavi tiene mano izquierda y sabe cómo abordar los problemas porque es un hombre de fútbol y conoce mejor que nadie al jugador y los códigos que hay en el vestuario.El problema surgido a través de su viaje a USA ha quedado solventado, es un detalle que ha ensuciado la imagen del club pero que ha quedado atrás. Xavi ha cogido el toro por los cuernos y el equipo ya empieza a ser lo que pretende él. El técnico ha ganado mucho en potencial ofensivo. Solo hay que ver que cuando llegó, en el partido de estreno contra el Espanyol, estaba Ilias, Memphis y Gavi de extremo. Luego fueron apareciendo Jutglà, Coutinho o Abde. Una alineación que nada tiene que ver con la que hoy puede presentar contra la Juventus, o la que sacó contra el Madrid. Xavi ha dado las instrucciones adecuadas para fichar talento y hoy cuenta hasta con siete delanteros de nivel para evitar que le pase como la anterior temporada en la que tuvo tantos problemas con el gol. En la que marcar un tanto era una gesta. Es un detalle significativo porque el gol acaba siendo la solución a muchos problemas, porque te hace la vida más fácil, porque son la fuente de la alegría que genera un equipo. Y Xavi ya tiene esa arma.