Vivimos en una nueva era geológica desde 1954

Vivimos en una nueva era geológica desde 1954

El Antropoceno habría comenzado hace algo más de 70 años, según partículas radiactivas descubiertas en los sedimentos del Pacífico

Un nuevo estudio habría determinado con precisión el comienzo del Antropoceno a través de biomarcadores particulares: material radiactivo descubierto en sedimentos marinos y corales en el noroeste del Océano Pacífico, frente a la costa de Japón. Según los datos recopilados, el equipo de investigación propone que el Antropoceno comenzó en 1954, marcando el inicio de una nueva era geológica caracterizada por el fuerte impacto de la actividad humana sobre el ambiente.

Un grupo de investigadores de la Universidad de Tokio, en Japón, ha logrado identificar marcadores específicos que indican el inicio de una nueva era geológica, conocida como el Antropoceno. Aunque nuestro período de la historia se conoce ampliamente como el Holoceno, que se remonta a unos 12.000 años atrás, el impacto sin precedentes de la humanidad en la Tierra desde la Revolución Industrial y, particularmente, desde mediados del siglo XX, ha provocado que los investigadores busquen crear una nueva definición precisa para esta era posnuclear.

Un nuevo escenario: la “era de la humanidad”

De esta forma, el Antropoceno es el nombre que algunos científicos dan a la era geológica actual, marcada por el momento en que la actividad humana comenzó a tener un impacto significativo en la geología y los ecosistemas de la Tierra. De acuerdo a una nota de prensa, por primera vez se ha obtenido una definición cuantitativa fuerte y precisa para el comienzo de esta era, que desgraciadamente no parece traer buenas noticias para la “salud” de nuestro planeta.

En el marco del nuevo estudio, publicado recientemente en la revista Scientific Reports, los investigadores liderado por Yusuke Yokoyama combinaron registros de precipitaciones nucleares de pruebas atómicas halladas en sedimentos oceánicos y esqueletos de coral, obtenidos en la zona de la Bahía de Beppu, en al área noroeste del Océano Pacífico y frente a la costa de Japón. Estos registros muestran un claro cambio en el entorno oceánico antes, durante y después de un período de pruebas atómicas en todo el mundo, que los investigadores han definido como el comienzo del Antropoceno.

El plutonio como evidencia

En base a los datos recopilados, el equipo de investigación propone que la época del Antropoceno comenzó en 1954. ¿Por qué? Se sabe que el plutonio (Pu) se ha utilizado como marcador temporal de los cambios ocurridos sobre mediados del siglo XX en varios archivos geológicos, como resultado de las pruebas nucleares atmosféricas realizadas principalmente en la década de 1950.

Los registros sedimentarios analizados en la nueva investigación muestran un claro aumento de plutonio desde 1950, alcanzando su punto máximo durante la década de 1960 y luego mostrando una fuerte disminución durante la década de 1970. Sin embargo, una proporción de isótopos constantemente más alta sugiere una contribución adicional, además de la lluvia radiactiva global, a través de las corrientes oceánicas. 

Un escaneo transversal de coral revela anillos de crecimiento. Estos corresponden a diferentes años, permitiendo que los investigadores puedan buscar marcadores para ver cuándo ocurrieron ciertos cambios atmosféricos. | Créditos: Yokoyama et al, Scientific Reports, 2022.

También en los corales

En tanto, el radiocarbono esquelético de coral muestra una sincronización clara con las firmas de plutonio, que respaldan la confiabilidad de los sedimentos de la bahía de Beppu como archivos geológicos, demostrando la fuerza de este método para capturar firmas potenciales del Antropoceno. Según los científicos, Beppu Bay es una de las áreas alrededor del Pacífico que contienen registros bien conservados del impacto de la humanidad en el medio ambiente, debido a los sedimentos que forman capas en el lecho marino. De esta manera, se conserva la lluvia de plutonio de las pruebas nucleares realizadas a mediados del siglo XX.

Por último, los investigadores japoneses destacaron que su estudio no sirve únicamente para marcar el posible inicio de una nueva era geológica, sino que además se podrá utilizar para mejorar los modelos oceánicos y climáticos, o incluso para analizar tsunamis que ocurrieron en el pasado y otros peligros geológicos actuales y futuros.  

Referencia

NOTICIAS RELACIONADAS

Plutonium isotopes in the North Western Pacific sediments coupled with radiocarbon in corals recording precise timing of the Anthropocene. Yusuke Yokoyama et al. Scientific Reports (2022). DOI:https://doi.org/10.1038/s41598-022-14179-w