Unidas Podemos trata de alejar al PSOE del PP para la ley de secretos

Unidas Podemos trata de alejar al PSOE del PP para la ley de secretos

Belarra advierte de que los populares quieren «romper» el Gobierno e insiste en negociar un texto consensuado

El proyecto de ley de secretos oficiales -llamado, realmente, ley de información clasificada- será una prueba compleja para la salud del Gobierno de coalición. Las discrepancias entre PSOE y Unidas Podemos surgieron antes si quiera de que la norma diera sus primeros pasos en el Consejo de Ministros de este lunes. Y en el horizonte ya se adivina tormenta con la búsqueda de apoyos parlamentarios. Ninguno de los socios habituales del Ejecutivo ven con buenos ojos el texto que presentó el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños. La vista, automáticamente, se va hacia el PP. Sobre todo, siendo una cuestión de estado. Unidas Podemos quiere evitar ese escenario a toda costa y confía en negociar con el PSOE para sacar adelante una norma que puedan apoyar en el Congreso.

La secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, se ha mostrado «escéptica» ante la posibilidad de llegar a alcanzar un acuerdo con el PP de cara a la aprobación de esta ley, pero lo cierto es que, por el momento, no comparten el contenido de la misma -asegura que está «lejos de la transparencia democrática«- y los populares no parecen del todo descontentos. La dirigente morada ha avisado, además, de que el PP solo busca «romper el Gobierno» para que «se rompa la estabilidad».

Pese al declarado malestar de Unidas Podemos con la norma, Belarra ha asegurado que hay margen más que suficiente para lograr un «texto de consenso». Fuentes de la dirección del ala morada del Gobierno afirman que tienen el compromiso del PSOE de abrir una negociación en las próximas semanas para modificar la norma antes de que esta vuelva a pasar por el Consejo de Ministros y sea enviada a la Cámara Baja para su tramitación parlamentaria. «Vamos a buscar un punto intermedio en el que todo el mundo pueda cumplir sus objetivos», ha aseverado.

La nueva propuesta

El principal motivo que les aleja del texto propuesta es el plazo de 50 años, prorrogable a 65 años, para desclasificar la información más comprometida, la que se considere ‘alto secreto’. Las cifras planteadas por los morados son mucho menores. En concreto, quieren que el tiempo máximo para mantener una información considerada de ‘alto secreto’ sea de 20 años, prorrogables 10 años más; 10 años para los ‘secretos‘; 5 para los ‘asuntos confidenciales‘; y 3 años máximo para los ‘restringidos‘.

NOTICIAS RELACIONADAS

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, ha afirmado que estos plazos serían «razonables» y no los propuestos por el PSOE en una norma que, a su parecer, está «más pensada por Felipe González que por Pedro Sánchez«. A este respecto, ha recalcado que «la democracia no debe tener miedo a saber» y que a la ciudadanía «no se le puede tratar como menor de edad».