Una temporada insólita para Oier Sanjurgo y Roberto Torres en Osasuna

Una temporada insólita para Oier Sanjurgo y Roberto Torres en Osasuna

Los capitanes de Osasuna, Oier Sanjurjo y Roberto Torres, viven su temporada más anómala tras ver cómo su presencia sobre el terreno de juego ha disminuido drásticamente debido a la gran competencia con la que cuentan en sus puestos.

Oier debutó con la camiseta rojilla en diciembre de 2007. Tras ello, el canterano se fue haciendo un hueco en la disciplina del equipo, ganando mayor protagonismo tras su cesión al Celta de Vigo durante la campaña 2011-2012 en Segunda División, curso en el que dio un paso adelante en su carrera profesional.

Su entrega y polivalencia en defensa y medio campo con buen rendimiento son sus grandes armas a la hora de convencer a los entrenadores que ha ido teniendo desde que comenzase su andadura. Además, cuenta con todo el apoyo y cariño de la hinchada. El de Estella renovó su contrato hace dos temporadas hasta el 30 de junio de 2022, por lo que quedan cuatro meses para que el club mueva ficha. El número 6 cumplirá 36 años en mayo, una edad a tener en cuenta.

Oier Sanjurjo disfrutó de minutos en el Santiago Bernabéu | EFE

Desde la llegada de Jagoba Arrasate al club en el verano de 2018, Sanjurjo ha jugado prácticamente todo. En Segunda tuvo 37 apariciones de 42 posibles para sumar 3.230 minutos. En la vuelta del equipo a Primera disfrutó de 29 partidos con 2.328 minutos. El curso pasado, aumentó las jornadas jugadas (32), pero con menos minutos (2.088).

Es en el tercer año consecutivo de Osasuna en la máxima categoría cuando su presencia ha caído fuertemente. Los 471 minutos en 26 jornadas se deben, en parte, a la disputa que hay en el medio del campo. Lucas Torró, Moncayola y Darko son fijos para el de Berriatúa. Tras ellos se encuentran Javi Martínez, Íñigo Pérez o el propio Oier.

ROBERTO TORRES, ‘ONE CLUB MAN’

El segundo capitán, Roberto Torres, es otro de los grandes estandartes del club. Su condición de no haber salido nunca de la entidad pamplonesa hace que sea un futbolista especial para la afición. En la actualidad muy pocos son los que no cambian de equipo durante su etapa profesional, los llamados ‘One club man’.

Debutó en diciembre de 2011 y su trabajo y constancia le hicieron ganarse un puesto en el primer equipo. Siempre ha sido un fijo y un hombre importante en los esquemas de todos sus técnicos. Con Arrasate, Torres compitió en 39 partidos durante el ascenso (3.040 minutos). En la 19/20 sus cifras bajaron (2.721 minutos en 36 choques), mientras que el año pasado obtuvo 1.889 minutos en 35 fechas. Actualmente, Osasuna lleva 26 jornadas y el mago de Arre acumula 588 minutos divididos a lo largo de 19 partidos.

Roberto Torres presiona a Gavi en el encuentro disputado en El Sadar | EFE

El navarro cuenta con Kike Barja o Javi Martínez como competencia. Además, la nueva posición del Chimy Ávila en su banda han complicado las cosas. El ‘10’ rojillo sigue trabajando, como siempre, para hacer ver a su entrenador que todavía le quedan muchas horas de fútbol en sus botas. Su vínculo con el club finaliza en junio de 2023, por lo que resta más de un año para que se dé una posible renovación. Cumplirá 33 años en unos días.

NOTICIAS RELACIONADAS

Osasuna va camino de certificar la salvación, objetivo con el que cuenta el director deportivo Braulio Vázquez a la hora de dar continuidad a su proyecto, reforzando una plantilla con nivel que el próximo año abordará nuevas metas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.