Un estudio español demuestra que la viruela del mono se transmite, principalmente, por contacto de la piel

Un estudio español demuestra que la viruela del mono se transmite, principalmente, por contacto de la piel

«Lo habitual es que la sintomatología cutánea aparezca en zonas de contacto durante las relaciones sexuales», explican

Las lesiones no son pústulas, sino pápulas duras que parecen pústulas

La viruela del mono ha llegado para quedarse, y aunque se observa cierta desaceleración en el número de contagios en España, ya se han superado los 5.000 casos desde que se detectase el primero hace tan solo unos meses. Por ello, la ciencia continúa investigando la enfermedad, tal y cómo ha hecho el Grupo Español de Enfermedades de Transmisión Sexual y Sida de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Un estudio a su cargo ha demostrado que la viruela del mono se transmite, principalmente, mediante contacto por piel.

Tras analizar 185 casos recogidos por un gran número de dermatólogos españoles, se concluye que la mayoría tienden a presentar pocas lesiones en la piel: «lo habitual es que la sintomatología cutánea aparezca en zonas de contacto durante las relaciones sexuales. Esto puede incluir lesiones en la faringe, el canal anal, la cara y los dedos«, explica Alba Catalá, dermatóloga del Servicio de Dermatología del Hospital Clínic de Barcelona.

NOTICIAS RELACIONADAS

¿Por qué es tan importante este hallazgo? Porque la enfermedad se transmite de esta forma mediante el contacto de piel con piel. Además, se ha encontrado que las lesiones no son pústulas como tal, sino pápulas duras similares a las pústulas: «así es más fácil reconocer la enfermedad«, asegura Petunia Clavo, dermatóloga del Centro Sandoval en Madrid.