Un convoy ruso de 60 kilómetros se dirige hacia Kiev

Un convoy ruso de 60 kilómetros se dirige hacia Kiev

Un convoy de tropas rusas de más de 60 kilómetros de largo ha sido avistado a lo largo de las carreteras al noroeste de Kiev, después de cinco días de ofensiva sobre Ucrania, según varias imágenes satelitales publicadas por la empresa estadounidense Maxar Technologies.

De hecho, imágenes de satélite adicionales de Maxar han mostrado que Rusia continuó aumentando la cantidad de vehículos militares, poder aéreo y armamento en Bielorrusia. Desde la ciudad de Brest, en el este del país, hasta Gomel, en el oeste, según ha informado la cadena estadounidense CNN.

Esta gran columna militar formada por vehículos blindados, tanques, artillería remolcada y otros vehículos, habría salido de la Base Aérea Antonov, al norte de Priborsk, según recoge la agencia de noticias ucraniana Unian y se encuentra a unos 30 kilómetros del centro de la capital.

Las sirenas han vuelto a sonar en la noche de este lunes en Kiev, mientras que en otros puntos del país, como en Volyn, Ternopil y Rivne continúan los ataques aéreos en Volyn, Ternopil y Rivne, en el noroeste de Ucrania, cerca de Leópolis, según ha recogido ‘The Kiev Independent’.

También se ha avisado a la población de que acudan a los refugios en Vinitsa y en Bila Tserkva, cerca de Kiev, tal y como ha informado este mismo medio.

Además, el asalto de Rusia a la ciudad de Jersón, en el sur de Ucrania, comenzó anoche, según informó el Servicio Estatal para Comunicaciones y Protección de la Información en su cuenta oficial de Telegram.

«El asalto a Jersón ha comenzado. Según testigos, el enemigo avanza desde el aeropuerto a la carretera de Nikoláev y el anillo cerca de la planta de refrigeración», señaló.

Previamente, la Administración Regional de Jersón, una ciudad de casi 300.000 habitantes y situada en el sur de Ucrania, a las orillas del mar Negro y junto al río Dniéper, informó de una concentración de soldados rusos cerca del distrito de Shumen.

Además, bloquearon dos calles e instalaron un punto de control, según la misma fuente.

Antes del inicio del asalto, en torno a la medianoche, el alcalde de Jersón, Igor Kolikhayev, dijo en Facebook que el Ejército ruso había levantado un puesto de control en la entrada de la ciudad.

También en el sur, en Mariúpol, a orillas del mar Negro, el Servicio Estatal para Comunicaciones y Protección de la Información afirmó que la ciudad está bajo control del Ejército ucraniano, pero como resultado del ataque aéreo ruso quedó prácticamente sin suministro eléctrico.

Por otra parte, en Okhtyrka, en la región de Sumy (noreste), más de 70 militares y civiles ucranianos murieron en los bombardeos del enemigo con lanzaderas múltiples Grad, según escribió el jefe de la Administración Militar Regional de Sumy, Dmytro Zhyvytskyi, en Facebook.

«Hubo un bombardeo muy fuerte de la unidad militar en Okhtyrka, la unidad militar, desafortunadamente, fue completamente destruida. Más de 70 militares murieron y civiles también», dijo, e informó de que también se produjeron bajas en las filas rusas.

Según él, desde la noche del 1 de marzo, la situación en el norte de la región es más o menos estable, pero Konotop, en la región de Sumy también, sigue sitiado por el Ejército ruso.

«Sumy está bajo asedio, pero estamos repeliendo los puntos de control enemigos, algunos grupos se están abriendo paso. Más de una docena de unidades de equipo enemigo han sido destruidas hoy», afirmó Zhyvytskyi, quien añadió que los lugareños usan cócteles Molotov y destruyen vehículos enemigos.

También dijo que la ciudad de Lebedyn, en la misma región, está sitiada.

A su vez, en la región de Kiev, un proyectil disparado por Rusia alcanzó un hospital privado de maternidad, según el consejero delegado del centro, Adonis, Vitaly Girin, citado por la agencia Ukrinform. Todas las personas han podido ser evacuadas.

Ayer, las delegaciones negociadoras de Rusia y Ucrania informaron de que la primera ronda de negociaciones ha concluido con el compromiso de continuar con el diálogo en los próximos días.

Vladimir Medinski, asistente del presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha detallado ante la prensa que la próxima reunión tendrá lugar en la frontera entre Polonia y Bielorrusia, una cuestión sobre la que también hay acuerdo, ha informado la agencia de noticias rusa Interfax.

NOTICIAS RELACIONADAS

También tras las conversaciones, que han durado unas seis horas, Mijailo Podoliak, jefe de la oficina del presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha trasladado que ambas partes «han identificado una serie de temas prioritarios sobre los que se han perfilado determinadas decisiones», según ha recogido la agencia UNIAN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.