Todos los secretos del nuevo Alpine A522 de Alonso

Todos los secretos del nuevo Alpine A522 de Alonso

A 24 horas de su estreno en la pista del Circuit de Barcelona Catalunya y a menos de un mes para el inicio del Mundial en Bahréin, los detalles más significativos del nuevo coche de Alpine, el A522, han quedado ocultos en la presentación realizada este lunes en París.

Siguiendo la tendencia marcada por la mayoría de los equipos que estos últimos días han mostrado sus bólidos para la actual temporada, lo que se ha visto es poco más que el coche estándar proporcionado en su día por Liberty con las especificaciones del nuevo reglamento que entra en vigor en 2022, con efecto suelo y neumáticos de 18 pulgadas, eso sí, luciendo ya los nuevos colores y logos de sus patrocinadores, en especial el rosa de BWT.

El verdadero potencial del coche que pilotarán este año Fernando Alonso y Esteban Ocon no comenzará a intuirse hasta dentro de unas semanas, después de la segunda tanda de test en Bahrein (11-13 marzo) y sobre todo, a partir de los primeros cuatro o cinco grandes premios. En el ‘gran circo’ los secretos en el diseño de los nuevos monoplazas consisten bordear la legalidad marcada por el reglamento de la FIA y la F1. Es decir, todo aquello que no se detecta al homologar el coche es válido. De ahí que todos se esmeren en ‘esconder’ sus mejores bazas en cuanto a la aerodinámica.

El ‘corazón’ del Alpine

Al margen de los cambios estéticos y a nivel de chasis, la clave del nuevo Alpine está en su ‘corazón’, el poderoso motor desarrollado en la fábrica de Viry Chatillon. Después de que el déficit de potencia fuera el principal problema del A521, el equipo técnico capitaneado por Bruno Famin lleva muchos meses volcado en el nuevo propulsor. La congelación de motores hasta 2025 en la F1 será crucial, por lo que el equipo francés ha apostado por ganar tantos caballos como pueda, aún a costa de la fiabilidad, en la que podrán seguir trabajando.

«El motor ha sido completamente rediseñado. Es completamente nuevo. En primer lugar, hemos separado la turbina, pero esa es solo la parte visible. También hemos hecho el motor más compacto, eso nos permite colocarlo más cerca del piloto y así cambiar la posición del centro de gravedad», explica el CEO de la escudería, Laurent Rossi. Alpine no evolucionó casi el coche el pasado año porque estaban centrados en el monoplaza de 2022 y el motor fue la parte fundamental de este trabajo. «El motor es más ligero y puede funcionar en una gama más amplia de condiciones, incluídas la temperatura y la presión. Así que para nosotros esta es una oportunidad real de darle al vuelta a la situación. Espero que eso nos permita reducir más la brecha con los líderes», añade Rossi, que en los últimos meses ha emprendido una completa reestructuración del departamento técnico en Viry y Enstone y ha sustituído en la dirección del equipo a Marcin Budkowski por Otmar Szafnauer, ex de Aston Martin y nuevo Team Principal.

Adiós a la ‘joroba’

En las imágenes de estudio del coche real, no el que se ha visto en París, pueden apreciarse algunas sorpresas. Una de las grandes diferencias respecto al monoplaza de 2021 es que el nuevo A522 elimina la toma de admisión sobre la cabeza del piloto y la tan comentada joroba ‘tipo beluga’. La tapa del motor es mucho más pequeña, gracias a la refrigeración extra de las branquias, al estilo de Ferrari. La nariz, más fina y redondeada, es otra señal de identidad del coche francés. También destacan los pontones, no así los alerones, bastante menos arriesgados. Matt Harman, el responsable técnico, ha explicado en la presentación del coche que un elemento «clave» está en los ‘sidepods’, la parte superior de los pontones, que incorpora una de las dos zonas de branquias del coche. Los extremos laterales del coche para canalizar el aire aportan otra sorpresa. Alpine ha publicado las principales especificaciones técnicas del monoplaza que veremos ya este lunes en pista.

NOTICIAS RELACIONADAS

La FIA dará flexibilidad en cuanto a las nuevas piezas de los coches y el test de flexibilidad de alerones, teniendo en cuenta el desafío técnico que supone la nueva era del campeonato. «Para las tres primeras rondas del Campeonato de 2022, la FIA se reserva el derecho de incrementar la flexión permitida o reducir la carga aplicada en cualquier test contemplado en el artículo 3.15, para adaptarse a la introducción de nuevos procedimientos de medida», ha avanzado Nikolas Tombazis, director de monoplazas de la FIA. O lo que es lo mismo, «el reglamento nos permite intervenir si detectamos algún abuso en ciertas áreas». Un aviso para ‘navegantes’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.