Teodoro García Egea, de clave del éxito de Casado a cabeza de turco

Teodoro García Egea, de clave del éxito de Casado a cabeza de turco

Cuando nadie creía que era posible que Pablo Casado se alzara con la victoria en las primarias del PP, allí estaba él, Teodoro García Egea, siempre a la sombra del ahora líder de los populares, primero en el Congreso y después como director de su campaña, empujando para hacer posible lo que se veía increíble. Corría el mes de julio de 2018. Ahora, en medio de la mayor crisis interna que se recuerda en Génova, el murciano, que fue el encargado de desgranar en primer lugar la posición del partido en el conflicto con Isabel Diaz Ayuso, es el primero de los pesos pesados en abandonar el partido. Si es el último sacrificado por el escándalo del espionaje lo dirá el tiempo.

Hace casi cuatro años, detrás de Casado había un grupo de gente que aspiraba a aglutinar todo lo que hay a la derecha del PSOE (el auge de Vox vendría después) y revitalizar el PP, y una pieza fundamental en ese equipo ha sido el diputado murciano que desde entonces ocupa la secretaria general del partido.

«Como no sabían que era imposible, lo consiguieron» fue la frase con la que García Egea celebró en las redes sociales la victoria de Pablo Casado.

Dicen sus cercanos que fue el cerebro y el alma del equipo que logró derrotar a Soraya Sáenz de Santamaría y con ella al marianismo, y lo ha hecho siempre con una sonrisa por delante y transmitiendo optimismo, también en su trato cercano y afable con los medios de comunicación.

Teodoro García-Egea (Cieza, Murcia, 1985), el muñidor de la exitosa campaña de Casado, es ingeniero industrial y de telecomunicaciones, y diputado del PP, además de secretario de Área de Tecnología del PP murciano. Formado en márketing político y gestión de proyectos por la George Washington University ha participado también en el Programa de Liderazgo de Gestión Pública en IESE Business School.

De 2007 a 2009 fue concejal del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de su localidad natal, donde también ha sido secretario general de Nuevas Generaciones, vicesecretario de Formación de la Región de Murcia y en la actualidad secretario de Área de Tecnología de esa región.

Candidato con el número nueve del PP por la circunscripción de Murcia en las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011, no fue elegido diputado, pero el 19 de enero de 2012 fue designado para ocupar un escaño en la Cámara Baja en sustitución de Jaime García-Legaz, nombrado secretario de Estado de Comercio en el equipo del ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.

Teodoro García Egea renovó el acta de diputado al ser elegido en las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015 a las que concurrió como cabeza de lista del PP por la Región de Murcia. Desde entonces no se ha movido del Congreso de los Diputados.

El hasta ahora secretario general de los populares es parte de esa nueva generación de jóvenes dirigentes del PP, en la que se pueden incluir nombres como los de Andrea Levy, Guillermo Mariscal o Belén Hoyo. Una generación que llegó para romper con un pasado plagado de escándalos de corrupción, pero que al final ha pecado de lo mismo que sus antecesores. El escándalo del presunto espionaje a la presidenta de la Comunidad de Madrid lleva a pesar inevitablemente en las formas que se llegaron a normalizar en otra época.

García Egea era un valor en proyección en el partido, según muchos, que vio recompensado su esfuerzo en verano de 2018. De él destacan además otras facetas mucho más sorprendentes como la de ser pianista o lograr en 2008 el título de campeón del mundo en la prueba de lanzamiento de hueso de la oliva mollar chafá tras ganar este certamen en Cieza, su localidad natal.

NOTICIAS RELACIONADAS

Ahora, el murciano prepara un paso atrás ante una situación en Génova que sigue en llamas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.