Skoda Kodiaq: Nuevo concepto de SUV familiar

Skoda Kodiaq: Nuevo concepto de SUV familiar

La fiebre por los monovolúmenes ha pasado a la historia; los SUV ganan preferencia en el mercado

El nuevo Skoda Kodiaq introduce un nuevo concepto, el de coche familiar de líneas todoterreno

Grande y poderoso, pero con una medidas más contenidas de lo que pueda parecer a primer golpe de vista. El Kodiaq es un SUV de 4’69 metros de longitud con capacidad para siete pasajeros que se convierte en el primer vehículo de estas característica del fabricante checo quien, por otro lado, cuenta con una dilatada experiencia en la producción de coches 4×4 y de aptitudes offroad, ya sea con el Yeti, o con la versión todocamino del Octavia, rebautizada como Scout.

Pese a ser un producto absolutamente nuevo, Skoda ha apostado por mantener la línea de sobriedad y robustez que le caracteriza, sin penalizar por ello una estética que no deja indiferente. El Kodiaq desprende una imagen de coche de calidad, bien acabado y pensado hasta el último detalle. El frontal del vehículo es poderoso, con una gran calandra y unos faros cuyo diseño recuerdan ciertamente, como explican los responsables de la marca, al legendario cristal de bohemia, santo y seña de la calidad artesanal checa. Los ajustes de las piezas, el cierre de las puertas y portón trasero, los materiales utilizados en los acabados interiores, asientos y detalles, conforman un producto final que indica un trabajo bien hecho. Decir que estamos ante un coche premium podría ser una exageración y tampoco es, seguramente, lo que busca el cliente de la marca o al que pueda atraer este nuevo coche, pero sin ninguna duda los acabados del coche dejarán satisfecho al consumidor más exigente.

Los detalles ‘simply clever’, más de treinta según el fabricante, son otra de las señas de identidad del coche, como sendos paraguas escamoteados en las puertas traseras, cargador inalámbrico para el móvil, unos protectores plásticos que se esconden en los marcos de las puertas y salen al abrirlas para no golpear con el coche aparcado al lado, llave inteligente, huecos portaobjetos y otros muchos detalles inteligentes para hacer más agradable la vida a bordo.

La conectividad es otra de las apuestas de Skoda con su nuevo producto, el más ‘conectado’ de la historia del fabricante. El smartphone se convierte en una pieza más del engranaje, y podemos conectarnos con el coche y utilizar la pantalla situada en la consola como un apéndice de nuestro móvil, utilizando la mayoría de aplicaciones y funciones, alguna tan interesante como saber dónde esta el coche (en un parquing, por ejemplo) o si se lo hemos prestado a un amigo, si éste se ha pasado de la velocidad máxima en algún momento mientras lo conduce.

A nivel de habitabilidad, el Kodiaq logra en 4’69 metros dar cabida a dos amplias, confortables y ergonómicas butacas delanteras con las que viajar con la máxima comodidad. Una segunda fila de asientos igualmente amplia y cómoda para tres adultos, y una tercera fila con dos asientos más que aceptables para poder dar cabida a dos adultos, con un buen acceso y sin el habitual, en estos casos, agobio por la estrechez. En parte gracias al gran maletero, que va de los 270 litros con las 7 plazas, a los 2.005 litros con dos plazas. El Kodiaq es el coche que ahora mismo ofrece un mayor maletero del mercado por debajo de los 4’80 metros de longitud.

Motorizaciones

Del nuevo Skoda Kodiaq se pueden hacer ya pedidos, pero no llegará a los concesionarios hasta febrero, y en un primero momento lo hará con tres motorizaciones de gasolina TSi 1.4 de 125, 150CV y 2.0 de 180CV, y dos diesel TDi 2.0 de 150 y 190CV. Durante la prueba del vehículo, realizada por carreteras de montaña en la isla de Mallorca, y algunos tramos de autovía, lo que más sorprendió del nuevo Kodiaq (probamos el diesel de 190CV con cambio automático DSG y el gasolina de 150CV) es la suavidad en la conducción, la absoluta ausencia de ruido y la facilidad de movimientos del coche, ágil y preciso, sin esa desagradable sensación, en coches de este tamaño y características, de que el vehículo va suelto, más donde quiere ir él que por donde tu quieras llevarlo.

El Kodiaq monta un cambio manual de seis velocidades, pero Skoda hará en España una apuesta total por el cambio automático DSG, que es una maravilla, y que estará presente en casi todas las versiones, en algunas de forma exclusiva. Así el motor TDi de 190CV sólo podrá asociarse a este cambio de doble embrague, igual que el gasolina de 150CV, en ambos casos con tracción 4×4.

En Skoda esperan vender un 65% del nuevo modelo con este tipo de transmisión, por otro parte absolutamente recomendable. Estará disponible en todas las versiones de 150CV y viene de serie en las más potentes, igual que la tracción 4×4, opcional en todas las versiones excepto en la de 125CV que sólo dispone de tracción delantera.

También es opcional, y muy recomendable, un selector de modos de conducción que modifica la velocidad de respuesta del motor, el funcionamiento de la caja de cambios automática, el funcionamiento del sistema de climatización y el de la dirección asistida. Los modos disponibles son Normal, Eco, Sport, Individual y Snow (éste último sólo con el cambio automático).

Precios

NOTICIAS RELACIONADAS

Por lo que respecta a los precios, la gama del Kodiaq arranca en 25.140€ del 1.4 TSi de 125CV, y puede llegar a los 40.540€ del TDi de 190CV con cambio DSG y 4×4. Skoda ofrece una campaña de lanzamiento muy interesante que puede llegar a ser de 22.000 en el modelo de entrada a la gama con todas las ofertas de campaña y lanzamiento. Con esas campañas, por ejemplo, se puede optar a un TSi 150CV DSG 4×2 por 26.500 euros, y a un TDi 150CV DSG 4×2 o manual 4×4 por 28.500€.