Sin tregua en los montes gallegos: un incendio nocturno en Maceda releva al de Arbo

Sin tregua en los montes gallegos: un incendio nocturno en Maceda releva al de Arbo

Desde que una tormenta seca extraordinaria en latitudes gallegas diese inicio, a mediados de julio, a una ola de incendios de dimensiones históricas, los montes apenas han tenido tregua. Cuando, la semana pasada, se estaban dando por controlados los macrofuegos de O Courel y Valdeorras, surgió un foco de Castrelo do Miño que quemó 220 hectáreas. El fin de semana fue el turno para el interior de Pontevedra, con las llamas creando serios problemas en A Cañiza y Arbo. Este último quedó estabilizado anoche tras arrasar 400 hectáreas.

Más o menos a la misma hora, pasadas las 21:00, que la Consellería de Medio Rural informaba de esta noticia, tres focos prendieron en la Serra de San Mamede, en el concello ourensano de Maceda. El fuego se ha comportado con voracidad a lo largo de la noche: 100 hectáreas calcinadas en menos de12 horas.

La Xunta considera que «toda apunta a la intencionalidad» de este incendio, por la hora en la que comenzó y el hecho de que lo hiciese en tres puntos distintos de la parroquia de Castro de Escuadro. En el lugar trabajan un técnico, ocho agentes, 26 brigadas, 12 motobombas, tres palas, dos aviones y tres helicópteros.

NOTICIAS RELACIONADAS

Mientras este nuevo fuego avanza, además de estabilizarse el de Arbo, anoche se dio por extinguido el de A Cañiza, en la parroquia de Oroso, cuyo balance final es el de 29,5 hectáreas calcinadas, 18 de ellas arboladas y otras 11,5 rasas. El de Ponteareas, que afectó a la parroquia de Padróns, está controlado con 20 hectáreas arrasadas.