Salen a la luz las amenazas de Ceferin a un proveedor norteamericano

Salen a la luz las amenazas de Ceferin a un proveedor norteamericano

Uno de los abogados de la Superliga desveló las palabras del presidente de la UEFA a un organizador norteamericano que quería hacer un torneo de verano

El juicio que afecta a la UEFA y la FIFA arrancó el pasado 11 de julio

La FIFA y la UEFA se encuentran en una semana clave en su futuro como organizaciones centrales en el mundo del fútbol. El 11 de julio comenzó el juicio en Luxemburgo que decidirá si ambas tienen legitimidad para vetar la planificación de competiciones ajenas a las mismas, como la Superliga. En uno de los momentos de la vista, un abogado denunció las amenazas de Ceferin a un organizador norteamericano.

Luis Alonso Díaz explicó los motivos de la creación de la Superliga y su situación de debilidad frente al ‘monopolio’ ejercido por FIFA y UEFA. «Los clubes de la Superliga no pueden permitirse ser excluidos de una competición porque podrían entrar en quiebra», dijo.

«Un club que desea hacer la Superliga necesita tres o cuatro años. Hoy la UEFA lleva tres años trabajando en el nuevo modelo de 2024. «Necesitamos poder construir una casa nueva mientras no se nos expulse de la casa antigua», comentó.

Sobre el motivo de la denuncia al presidente Ceferin, el abogado explicó una situación en la que intentaron crear un torneo amistoso de verano en Estados Unidos con equipos que formaron parte del proyecto base de la Superliga. Frente a este posible negocio, el presidente de la UEFA entró para amenazar al proveedor norteamericano.

Esta es la conversación íntegra revelada por el abogado de la Superliga:

NOTICIAS RELACIONADAS

«He escuchado sobre tu negocio con los tres clubes. Esos clubes no causaron problemas con UEFA. Intentaron destruirme personalmente. Es una pena que no lo entiendas. El hecho de que trabajes con ellos significa que yo, UEFA o cualquier otra persona sobre la que pueda tener influencia no tendremos ninguna relación comercial ni privada contigo. Confía en mí, esto fue un gran error»