Sainz: «Otra oportunidad perdida»

Sainz: «Otra oportunidad perdida»

Tras su cuarto abandono y con probable penalización en Francia, el balance no puede ser peor para Carlos

«El equipo y yo necesitábamos esta victoria», celebra Leclerc, que ya está a 44 puntos del madrileño

Carlos Sainz ha pasado de la gloria de Silverstone hace una semana, cuando conquistó su primera victoria en la Fórmula 1, al desastre absoluto al perder un segundo puesto que parecía seguro en Austria cuando el motor de su Ferrari se ha roto a falta de doce vueltas del final.

La unidad de potencia del F1-75 de Sainz ha dicho basta justo cuando el madrileño se disponía a adelantar a Verstappen por la segunda plaza, cuando el neerlandés rodaba mucho más lento y estaba a su alcance. «No, no, no puede ser» ha lamentado Carlos por la radio al darse cuenta del fallo del motor. Después, tras aparcar su monoplaza en una de las escapatorias del circuito, la parte trasera de su coche se ha incendiadio y el español ha tenido que ser rescatado de las llamas.

Tras la carrera, Sainz no ha podido ocultar su decepción ante los micrófonos de DAZN, consciente de que este abandono, el cuarto de la temporada para él, le deja en una situación muy difícil en clave de campeonato. Tendrá que cambiar motor en Francia, lo que le costará penalizar en parrilla, y de momento está ya a 44 puntos de su compañero Leclerc, al que con toda probabilidad Ferrari va a proteger a partir de ahora en su pulso con Verstappen por el título.

«Ha ido bastante bien la carrera, tenía bastante ritmo con los duros, pero luego ha pasado lo que ha pasado y es una pena, no tengo muchas palabras, porque son muchos puntos que se nos van y otra oportunidad perdida aquí, sobre todo después de la buena racha que estábamos empezando. Al Red Bull hoy le teníamos ganada la partida, lo tenía todo para adelantar a Max en ese momento, en la siguiente vuelta lo iba a hacer con el DRS. Creo que teníamos un doblete asegurado», ha subrayado Carlos.

«En ritmo este fin de semana ha sido de lo mejor del año hasta ahora, así que me quedo con eso. Es una pena por el campeonato, pero es lo que hay», ha reconocido.

Sobre su susto tras el incendio del Ferrari, Sainz ha explicado que «estaba en una cuesta arriba y de repente he visto fuego en el coche, he intentado salir del coche, pero se iba hacia atrás y estaba llamando a los comisarios para que viniesen a pararlo y a apagar el fuego, pero han tardado bastante y me he tenido que tirar un poco del coche sin que estuviese todavía parado».

Por su parte, Leclerc ha valorado su tercera victoria del año y el espaldarazo que significa a nivel de campeonato: «Las últimas cinco carreras han sido muy difíciles para mí y para el equipo, lo necesitaba. Haber demostrado en esta carrera que tenemos ritmo y que podemos ganar la carrera es genial para nosotros», ha comentado antes de la ceremonia de podio.

NOTICIAS RELACIONADAS

«Ha sido una carrera realmente buena, el ritmo estaba ahí. Al final ha sido muy difícil, el acelerador se ha quedado atascado en un 20% o 30% en algunos momentos cuando iba a baja velocidad, lo bueno es que sabía que no había ningún problema con el motor. Lo que pasaba era que el acelerador no podía volver a su posición de cero», ha resumido el monegasco.