Rusia se hace con la central nuclear más grande de Europa ¿Estamos en peligro?

Rusia se hace con la central nuclear más grande de Europa ¿Estamos en peligro?

La invasión rusa de Ucrania ha entrado ya en su noveno día: lo más destacado, un ataque ruso contra la central nuclear de Zaporoyia, la mayor de Europa, y el incendio de uno de sus edificios que finalmente ha sido sofocado por los bomberos este viernes a las 06.20 horas (04.20 GMT), tras unas horas de incertidumbre.

El Servicio Estatal de Emergencias de Ucrania emitió un mensaje tranquilizador: los niveles de radiactividad se encuentran dentro de los rangos normales, y aclaró que el incendio declarado tras el ataque ruso afectó a un edificio fuera de la planta misma.

Sin embargo, las tropas rusas han tomado la central, según informó el regulador nuclear de Ucrania, que añadió que el personal de la planta controla el estado de los bloques y garantiza su correcto funcionamiento.

Los reactores de la central permanecen intactos y no se han registrado cambios en el estado de radiación en el momento actual, señala el regulador. Especialistas de este organismo están en contacto con los ingenieros de la planta atómica.

«Los reactores de la central permanecen intactos, existen daños en el edificio del compartimiento del reactor de la unidad de potencia Nº 1, que no afectan a la seguridad del reactor. Los sistemas y elementos importantes para la seguridad de la central nuclear están funcionando. No se han registrado cambios en el estado de radiación en el momento actual», dice el informe.

El fuego, que abarcó una superficie de 2.000 metros cuadrados, fue apagado a la 06.20 horas (04.20 GMT), precisó el DSNS en su página de Facebook.

El inmueble siniestrado se encuentra fuera de la planta, en la que según las autoridades ucranianas los niveles de radiactividad se encuentran dentro de los rangos normales.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, señaló en un mensaje que «por primera vez (…) en la historia de la humanidad, el Estado terrorista (Rusia) ha recurrido al terrorismo nuclear». «¡Debemos detener al Ejército ruso de inmediato!», recalcó, al recordar que Ucrania tiene quince centrales nucleares.

«Si hay una explosión, será el fin de todo, el fin de Europa«, advirtió, y pidió «la acción inmediata» del Viejo Continente.

El ataque contra la central: Tras disparar las fuerzas rusas contra la central nuclear de Energodar, en la región de Zaporiyia, en el sureste de Ucrania, se desató un incendio y se declaró una amenaza para la primera unidad de las instalaciones, informó el alcalde de la ciudad, Dmitry Orlov.

«¡Amenaza a la seguridad mundial! Como resultado del bombardeo enemigo continuo de edificios y unidades de la planta de energía nuclear más grande de Europa, la planta de energía nuclear de Zaporiyia está en llamas», escribió en su cuenta de Telegram.

El ministro de Energía de Ucrania, Herman Galuschenko, denunció que las tropas rusas emplearon fuego de tanques, artillería y cohetes contra la central nuclear, «a sabiendas de las consecuencias catastróficas de sus acciones».

El Servicio Estatal de Emergencia de Ucrania indicó que equipos bomberos, a los que este jueves las tropas rusas no permitieron acceder al recinto de la central, establecieron que el fuego abarcó tres plantas de un edificio de formación.

El ministro ucraniano de Exteriores, Dmitro Kuleba, afirmó en un tuit que la medición de la radiación en la planta «es actualmente normal», pero señaló que el Ejército ruso la bombardea «desde todos los lados». «Si explota será diez veces más grande (la catástrofe) que Chernóbil» en 1986, alertó.

«Los rusos deben cesar el fuego inmediatamente, permitir el acceso a los bomberos y crear una zona de seguridad», tuiteó.

Antes de que se sofocara el incendio, el director general de la planta, Igor Murashov, señaló que la seguridad de la central nuclear estaba comprometida, según su mensaje difundido por el Parlamento ucraniano en su cuenta de Telegram. «Los riesgos son tremendos. Los combates continúan. Los reactores están en peligro», advirtió.

Estados Unidos aseguró que la central nuclear no registra «niveles elevados de radiación». La secretaria de Energía estadounidense, Jennifer Granholm, indicó en un mensaje en su cuenta de Twitter que su gobierno no ha apreciado «niveles elevados de radiación cerca de la central. Los reactores de la planta están protegidos por estructuras de contención robustas y han sido apagados de forma segura», agregó.

Aseguró, no obstante, que las operaciones militares rusas cerca de esa planta son «temerarias».

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, pidió a Europa que «despierte ya» ante el «terrorismo nuclear» de Rusia. «¡Europa debe despertarse ya! La central nuclear más grande de Europa está en llamas, se están desconectando ahora mismo unidades nucleares», señaló en un vídeo publicado en la cuenta de Telegram de la oficina presidencial.

Indicó que los tanques rusos están equipados con cámaras termográficas para que los soldados sepan adónde disparar.

NOTICIAS RELACIONADAS

Zelenski se dirigió a todos los ucranianos y europeos que, dijo, conocen perfectamente la palabra «Chernóbil«, en referencia a la mayor catástrofe nuclear de la historia, ocurrida el 26 de abril de 1986. «Rusia quiere repetir esto y lo está repitiendo, pero seis veces más», indicó en referencia al número de unidades que hay en la central nuclear de Energodar, en la región de Zaporiyia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.