¿Qué le pasa a Muguruza? El declive de una maestra

¿Qué le pasa a Muguruza? El declive de una maestra

Es la mejor jugadora española de la última década, pero ahora está en caída libre y no consigue levantar cabeza.

Es la pregunta que se hace todo el mundo del tenis. ¿Dónde está la Garbiñe Muguruza que estaba llamada a ser la sucesora de Serena Williams? Ha desaparecido… y se la espera con ansia. Analizamos los números de una caída que parece en picado con su derrota en primera ronda en Wimbledon.

La española acumula 12 derrotas en lo que va de año, unos números impropios de una tenista que fue número 1 del mundo. Además, empezó el curso en el puesto número 3 del ránking WTA y ahora está décima y bajando. Es cierto que los puntos de Wimbledon no cuentan este año por el conflicto ruso, pero su desemeño en el All England Tennis Club ha sido horrible.

Adiós en primera ronda ante la número 88 del mundo, Gritje Minnen, por 6-4 y 6-0, Ver para creer. Eliminada a las primeras de cambio en un torneo donde hizo historia en 2017 ganando el título. En 2015 también fue finalista.

Esta derrota se suma a la eliminación en segunda ronda del Open de Australia y en primera ronda en Roland Garros, a donde llegaba tras parar más de un mes tras un inicio de temporada desastroso. Trató de coger impulso con un descanso, pero no sirvió para absolutamente nada.

«Supongo que es algo mental, porque tenísticamente el trabajo se ha hecho, pero no logro encajar la mentalidad y el tenis al mismo tiempo. Pero he estado muy cerca en otros partidos y no lo he conseguido, y eso poco a poco me ha ido afectando. Anímicamente es un momento difícil», aseguró esta semana tras caer en Wimbledon.

NOTICIAS RELACIONADAS

Pero lo cierto es que, a pesar de sus buenas intenciones, ha perdido siete de sus últimos 10 partidos. Una jugadora que cuenta en su palmarés con un Wimbledon, un Roland Garros y unas WTA finals (logradas a finales del año pasado) y que ahora no consigue levantar cabeza. Es la mejor jugadora española de la última década y busca remontar el vuelo en el último tramo de curso.