Podemos aprieta al PSOE con una reforma fiscal de «emergencia» ante las consecuencia de la guerra

Podemos aprieta al PSOE con una reforma fiscal de «emergencia» ante las consecuencia de la guerra

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, reclama una reforma fiscal «de emergencia» para hacer frente a las consecuencias económicas de la guerra entre Rusia y Ucrania, según fuentes de su departamento. De nada sirvieron las palabras de este jueves de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, explicando que el conflicto bélico impedía «hacer de manera inmediata ninguna subida fiscal». La secretaria general de Podemos ha desoído a la dirigente socialista y aprieta a sus socios para llevar a cabo el «reto» que se habían marcado para esta legislatura.

Con la reforma laboral firmada, los morados llevan semanas presionando al PSOE para iniciar una reforma de la fiscalidad. Incluso, llegaron a presentar sus propias propuestas sin el consensos de sus compañeros de gobierno. La respuesta del ala socialista ha sido siempre que era necesario esperar al informe que preparaba el comité de expertos encargado por Hacienda. Ese documento, de más de 700 páginas, se presentó este jueves. Pero Montero señaló que el «contexto» actual hace difícil su puesta en marcha «inmediata».

Aun así, fuentes del Ministerio de Derechos Sociales tienen una opinión contraria y señalan que el previsible impacto que pueda tener el conflicto entre Rusia y Ucrania en la economía española hace «más urgente que nunca abordar con carácter inmediato una reforma fiscal ambiciosa». Lo que exigen, por tanto, es lo que descarta la ministra de Hacienda, inmediatez. En este sentido, argumentan que las repercusiones económicas no pueden pagarlas los trabajadores y las pequeñas y medianas empresas, sino que los grandes empresas y fortunas deben «corresponsabilizarse«.

«Si queremos un Estado del Bienestar y unos servicios públicos como los que tienen los países de nuestro entorno, debemos tener también un sistema fiscal similar al de estos países, y aún estamos lejos de situarnos en ese punto», recalcan las mismas voces. Además, hacen referencia al Libro Blanco del Comité de Expertos para la Reforma del Sistema Tributario para señalar que España «tiene un problema de infrafinanciación de las políticas públicas» y que esto se debe al «débil sistema fiscal».

En resumen, los morados hablan de la necesidad de una fiscalidad «progresiva» que, añaden, fue lo que se pactó con Bruselas en el marco del Plan de Recuperación y con la sociedad española en el acuerdo de coalición que firmaron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en diciembre de 2019.

NOTICIAS RELACIONADAS

A principios de febrero, Belarra, junto a Irene Montero, presentaron el plan de reformas que propone Unidas Podemos. Entre las medidas estaba la creación de un nuevo impuesto a las grandes fortunas, distinto al de Patrimonio, que afectaría a las riquezas superiores al millón de euros, y que no podría ser bonificable por las comunidades autónomas. Además, planteaban elevar los tramos del IRPF para las rentas que superaran los 120.000 euros. Ambas medidas fueron presentadas a través de una proposición no de ley en el Congreso y el PSOE votó en contra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.