Picaduras de medusa: Qué hacer y cómo actuar en el mar para prevenirlas

Picaduras de medusa: Qué hacer y cómo actuar en el mar para prevenirlas

En general, las picaduras de estos organismos no revisten gravedad. Los expertos aconsejan limpiarla, sin frotar, con agua salada.

Las medusas son una presencia típica durante la época estival en las playas españolas. Y es que estos organismos tienen una época de máxima abundancia entre la primavera y el final del verano. 

Siempre han estado ahí, pero lo que parece cierto es que en los últimos años su número se ha elevado. La climatología, la sobrepesca y la contaminación por hidrocarburos del mar son algunas de las razones del incremento de las medusas. 

Síntomas de la picadura de medusa

Y a más medusas, mayores son las probabilidades de tener un mal encontronazo con ellas y piquen. En general, las picaduras de estos organismos no revisten gravedad. Las molestias derivadas de la picadura de una medusa son: 

Dolor y/o un picor intenso e inmediato en la zona. Enrojecimiento de la zona. Inflamación.Aparición de pequeñas vesículas o ampollas

En algunos casos, muy pocos, pueden ocasionar síntomas más graves como náuseas, vómitos, calambres e incluso la pérdida de conciencia. Esto puede deberse a que la persona afectada tenga algún tipo de alergia o esté más sensibilizada ante las picaduras de medusas. 

Ante una picadura de medusa siempre se debe acudir al puesto de socorrista. |

¿Qué hacer si me pica una medusa?

Con el fin de minimizar los síntomas y manejar correctamente este tipo de picaduras, el Ministerio de Sanidad da algunas claves para tratarlas: 

Lo primero es limpiar la zona donde se ha producido la picadura. Limpiar sí, pero sin frotar y usando siempre agua de mar o suero. El uso de agua dulce está contraindicado en este caso porque aumenta la capacidad urticante del veneno de la medusa. Y por supuesto nada de vinagre o amoniaco. Agua salada siempre. Una vez limpia la zona, lo mejor es acercarse al puesto de socorro más cercano donde los especialistas revisarán la picadura. La picadura se produce a veces por un simple roce con la medusa, pero hay ocasiones en el que parte de los tentáculos quedan pegados a la piel. En estos casos, hay que retirarlos con mucho cuidado, sin tocarlos nunca. Unas pinzas pueden ser una buena opción para hacerlo. Una vez limpia la zona, y con el fin de evitar que se inflame y reducir la quemazón, se puede aplicar frío. Una compresa fría o una bolsa de hielo pueden aliviar. ¡Y ojo! El hielo siempre cubierto con algo no en contacto directo con la piel. Es importante, además, evitar exponer la lesión a la luz solar. Y evitar rascarse la zona. En caso de que empeore la herida o se desarrollen síntomas más graves hay que acudir a un centro médico.

Cómo prevenir las picaduras

En cualquier caso, lo mejor es no tener esta mala experiencia mientras disfrutamos de la playa, así que el Ministerio de Sanidad también ofrece algunas recomendaciones para que las medusas no nos piquen. 

Si hay medusas en la playa, es conveniente evitar los paseos por la orilla. En esa zona rompen las olas y puede haber trozos de medusa. Tampoco se debe jugar en la orilla. Ni los niños, ni los mayores. Si decidimos retirar las medusas del agua hay que hacerlo con precaución y siempre sin tocarlas.Avisar al socorrista y al resto de personas que están en la playa. Evitar el baño. 

Si hay medusas en la playa, es conveniente evitar los paseos por la orilla. |

¿Qué pasa con la carabela portuguesa?

La llaman falsa medusa porque en realidad es no es un organismo sino una colonia o agrupación de organismos. Pero a pesar de ello, y de su apariencia llamativa por su color azul, la carabela portuguesa pica y es peligrosa

En realidad, es una especie que no suele habitar en el Mediterráneo sino en aguas tropicales. Pero lo cierto es que ha hecho su aparición en aguas de Canarias hace pocas fechas. 

Los tentáculos de la carabela portuguesa contiene una sustancia tóxica que provoca: 

Mucho dolor. inflamación. Enrojecimiento.Ampollas.Descamación.Reacciones cutáneas fuera de la zona en la que han picado. 

En casos muy excepcionales, desde el ministerio explican que puede provocar síntomas más graves como: 

Problemas respiratorios.Problemas cardiacos.Problemas neurológicos. Vómitos y náuseas. 

“En caso de especial sensibilidad a la toxina puede causar incluso la muerte. Además, se han descrito reacciones tardías y a largo plazo de diversa gravedad tales como ulceración, celulitis, necrosis y gangrena, así como también aparición de estrías, engrosamiento de la epidermis, granuloma, atrofia grasa o cicatrices”, explican las autoridades sanitarias.

La picadura de la carabela portuguesa es muy dolorosa y peligrosa. | José Mesa. FLICKR

¿Qué hacer ante una picadura de la carabela portuguesa?

NOTICIAS RELACIONADAS

Si por mala suerte sufrimos un encontronazo con una carabela portuguesa la forma de actuar va a ser la misma que la de una picadura de medusa. Pero, además, deberíamos: 

Acudir al puesto del socorrista para avisar sobre la presencia de esta especia y ser atendidos. Aplicar una solución tópica de bicarbonato de sodio.Si los síntomas empeoran acudir a un centro sanitario rápidamente.