Palma prohibirá las galeras tiradas por caballos en 2024

Palma prohibirá las galeras tiradas por caballos en 2024

El Ayuntamiento de Palma ha aprobado la supresión de los caballos de este servicio público garantizando el mantenimiento de los puestos de trabajo

Las galeras tiradas por caballos tienen sus días contados en Palma. El pleno del Ayuntamiento que se celebra esta mañana ha aprobado, con los votos a favor de todo el equipo de gobierno, el grupo municipal de Ciudadanos inicialmente autor de la proposición, la abstención del PP y el voto en contra de Vox, una propuesta en la que se indica que Cort realizará las modificaciones oportunas para el «cambio progresivo de todas las galeras de la ciudad, hacia modalidades eléctricas y no de tracción animal». Asimismo en un segundo punto, que inicialmente no se había incluido en la comisión previa al pleno, se indica que el Ayuntamiento «establecerá una línea de subvenciones para facilitar el proceso de sustitución de todos los vehículos de galeras por modalidades eléctricas, fijando como límite el 2024«.

La portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, Eva Pomar, partido que inicialmente había presentado una propuesta en la que se planteaba la necesidad de sustituir «progresivamente» las actuales galeras de tracción animal por otras propulsadas eléctricamente, ha apoyado la alternativa presentada por el equipo de gobierno y ha afirmado que, con ella, se garantiza el mantenimiento de los puestos de trabajo de los caleseros. Ha recordado asimismo que este tipo de acuerdos ya se han alcanzado en ayuntamientos como Muro o Alcúdia, y ha manifestado que su grupo, exigirá su cumplimiento al nuevo consistorio que salga de las urnas el próximo año. En relación a las críticas formuladas por el PP y Vox en el sentido de que no se ha tenido en cuenta la opinión de los caleseros, Pomar, dirigiéndose al grupo municipal del PP, les ha recordado que el sector no incluye únicamente «a las personas que ustedes tienen como referencia».

Por su parte, el teniente de alcalde de Movilidad, Francesc Dalmau, ha manifestado su satisfacción por un acuerdo «que va más allá el equipo de gobierno y de este mandato» y que permite «transitar hacia la transformación de este servicio municipal con mucha tradición en Palma«.

Las galeras no podrán trabajar con alerta por altas temperaturas

Ha recordado asimismo que en este mismo pleno y por el procedimiento de urgencia, se aprobará definitivamente la modificación de la ordenanza del servicio de galeras, por la que, a partir de su publicación en el Boletín Oficial de les Illes Balears (BOIB), lo que previsiblemente se producirá a lo largo del próximo mes de agosto, las galeras no podrán trabajar con alerta metereológica amarilla, naranja o roja. Ha indicado asimismo que, según los expertos, este verano, en el que se han registrado altas temperaturas «será de los menos cálidos de los que nos esperan en un futuro», por lo que la sustitución de la tracción animal por la eléctrica, más allá de suponer un problema para el servicio de galeras es, en realidad, un medio par su supervivencia futura.

El grupo municipal del PP ha justificado su abstención porque, según su portavoz Mercedes Celeste, «estamos ante un acuerdo en en el que se hace política para el pueblo, pero sin el pueblo», haciendo alusión al hecho de que no se haya consensuado con el sector. Ha calificado este hecho como «un error muy grave» y ha lamentado que no se hayan gastado los 150.000 euros consignados desde 2014 para adecuación de las paradas de las galeras con la instalación de toldos y puntos de toma de agua.

Fulgencio Coll ha justificado el voto en contra de su partido «porque en este debate no se ha tenido en cuenta a los conductores de las galeras», algo que ha calificado como «inaceptable».

Caleseros: «Queremos a los caballos, los cuidamos y respetamos»

Antes de proceder al debate del punto había intervenido en el pleno Manuel Vargas, en nombre de la Asociación de la Calesa, quien ha manifestado su total oposición a la sustitución de los caballos por vehículos eléctricos, asegurando que los conductores «queremos a los caballos, los cuidamos y respetamos y somos felices con ellos».Una vez más ha atribuido las denuncias contra el mal trato a que son objeto de perjuicios racistas por ser gitanos la mayoría de los conductores y ha manifestado no sentirse representado por nadie del Ayuntamiento afirmando que «todos ustedes son unos payos hipócritas, absurdos, mentirosos y falsos pobres«, lo que le ha valido que el alcalde le haya llamado la atención.

NOTICIAS RELACIONADAS

Guillermo Amengual, de Progreso en Verde, ha apoyado la sustitución de las galeras de tracción animal por vehículos eléctricos y ha pedido a los concejales que «sean valientes y que pongan una fecha concreta para su sustitución, porque los caballos no pueden esperar más», ha asegurado. En la intervención de la animalista Nieves Martín, cuando aún no se había puesto una fecha para la sustitución, ha calificado la medida de «papel mojado» y carente de compromiso.