Nottingham Forest, el riesgo de un corto retorno del bicampeón de Europa tras 23 años de sequía

Nottingham Forest, el riesgo de un corto retorno del bicampeón de Europa tras 23 años de sequía

El bicampeón de Europa (1979, 1980) volvió Premier League el curso pasado tras casi una generación fuera pululando en categorías inferiores

Pese al peso de la historia, pese a ser uno de los cinco clubes que ha levantado la orejona, los pronósticos de Betfair lo colocan como uno de los favoritos a caer

El Nottingham Forest está de vuelta a la Premier League. Han pasado 23 años desde que uno de los cinco campeones de Europa en las Islas (los otros son Liverpool, Manchester United, Chelsea y Aston Villa) perdiera la máxima categoría. Casi una generación ha necesitado este club de solera setentera para codearse de nuevo de igual a igual con los grandes ingleses. Lo ha hecho, además, a golpe de talonario.

El club ya ha invertido 82 millones de euros en fichajes tan llamativos como Lingard, internacional inglés que aterriza en el City Ground libre tras finalizar su contrato con el Manchester United, pero con un salario descomunal de 200.000 libras por semana, unos 12 millones de euros por año. Gasto a la altura de los ingresos televisivos que percibirá el club (mínimo, 140 millones le garantiza la competición), pero que está por ver que sea suficiente para mantenerse en la categoría.

Pese a la ilusión desatada de la vuelta a la élite, en los pronósticos de Betfair el Nottingham Forest es el 2º máximo candidato al descenso (probabilidad implícita del 49%) sólo por detrás del Bournemouth, favorito a bajar con una cuota de 69% de probabilidad implícita. El histórico Fulham completa el podio de equipos con más opciones de bajar según las apuestas. Cotiza a la misma probabilidad implícita que el Forest.

El efecto ascensor

La presencia del Nottingham Forest entre estos favoritos al descenso es más que lógica. Primero, por la trayectoria reciente de un club que en esos 23 años de ausencia entre los grandes llegó incluso a competir en la League One, el equivalente a la tercera categoría de del fútbol británico.

Sucede, además, que la Premier la pasada campaña vivió un efecto ascensor que mandó al pozo de nuevo de la Segunda a dos de los tres ascendidos: Watford y Norwich volvieron por donde habían llegado a la Premier League y dejaron claro que mantenerse en una competición tan, tan competitiva, es complicado, por mucha lluvia de millones que rieguen las arcas de los recién ascendidos.

Un estudio de consultoras independientes situaba la media de ingresos por jugar la Premier en 400 millones de euros mínimo, cifra en la que se integran esos 140 millones de euros por ingresos televisivos. Sin embargo, esa ventaja competitiva que podría considerarse enorme comparada con otros equipos europeos y otras Ligas, se pierde comparándolo con los propios conjuntos de la Premier. Esto es: de nada sirve recibir inyecciones económicas XXL si tu rival por la permanencia también ronda ingresos similares.

Lluvia de fichajes… e interés en LaLiga

Por ahora, el dueño del club, el griego Evangelos Marinakis (compró el Nottingham Forest a los antiguos dueños kuwaitíes en 2017) se está esforzando en apuntalar una plantilla competitiva (suma once fichajes) que dé a su técnico milagro, a Steve Cooper, el bloque necesario para mantenerse tras el ascenso. Cooper llegó al banquillo en el inicio de la pasada campaña cuando el Forest acumulaba seis derrotas en los primeros siete partidos. Pese al peor arranque de la historia, el equipo enderezó el rumbo hasta el ascenso merced a un gol en propia puerta de Colwil, el portero del Huddersfield del español Carlos Corberán.

NOTICIAS RELACIONADAS

Refuerzos entre los que podría haber nombres de LaLiga. En las últimas semanas ha trascendido que el Nottingham Forest ha situado su mirada en William Carvalho, mediocampista internacional portugués del Betis y una de las piezas clave en el buen curso que hicieron la pasada campaña Manuel Pellegrini y sus muchachos. Alex Moreno, carrilero zurdo de los verdiblancos, también habría sido sondeado por los ingleses, aunque el ex del Rayo tendría, por ahora, menos opciones de unirse al proyecto de un bicampeón de Europa (1979, 1980) que tratará de recuperar la gloria perdida en una vuelta gloriosa a la Premier que esperan que sea algo más que flor de un día