Los Lakers mueren en la orilla y con polémica ante los Clippers

Los Lakers mueren en la orilla y con polémica ante los Clippers

Los Angeles Lakers volvieron a morir en la orilla ante Los Angeles Clippers. Después de remontar con mucha entrega un partido que perdían por 16 puntos en el segundo cuarto, los de púrpura y oro dejaron escapar la victoria en un último minuto marcado por la emoción y la polémica arbitral (102-105). Carmelo Anthony y LeBron James fallaron dos triples cruciales en los últimos segundos después de que el trío arbitral, en dos revisiones de vídeo tan largas como enrevesadas, hubiera puesto el duelo en el filo de la navaja. Finalmente, una gran canasta de Marcus Morris y la serenidad en los tiros libres de Reggie Jackson le dieron a los Clippers su tercera victoria en tres partidos esta temporada ante sus vecinos y rivales.

Terance Mann (19 puntos y 10 rebotes), Luke Kennard (18 puntos con 5 triples), Reggie Jackson (17 puntos y 6 asistencias) y Amir Coffey (12 puntos en el último cuarto para 17 en total) modelaron el triunfo de los Clippers en un partido de sudor, pelea y espíritu colectivo en ambos equipos. LeBron James (21 puntos y 11 rebotes), Russell Westbrook y Carmelo Anthony (18 puntos cada uno), Talen Horton-Tucker (16 puntos) y Dwight Howard (14 puntos y 16 rebotes) destacaron en unos Lakers sin el lesionado Anthony Davis. La gran respuesta de los locales en el tercer cuarto (31-15) se quedó sin premio en una noche para el olvido de los Lakers desde el triple (8 de 31).

Ridículo exterior

Los Lakers dieron una de cal y otra de arena en el comienzo. Lo mejor llegó de la mano de Dwight Howard, novedad en el quinteto inicial y que fue una apisonadora en la zona durante el parcial inicial con 8 puntos y 9 rebotes. En cambio, los Lakers se estrellaron desde el triple con un lamentable 0 de 10 en tiros de tres durante los primeros doce minutos. Frente a ellos, los Clippers se mostraron algo más estables y, con la consistencia de Marcus Morris en la media distancia y los fogonazos de Reggie Jackson, cerraron el primer parcial por delante (22-24).

No tardó en llegar el primer aviso serio de los Clippers puesto que con dos triples seguidos de Luke Kennard dibujaron un parcial de 5-12 en el arranque del segundo parcial (27-36 con 8.38 para el descanso). Sin noticias de su banquillo (Carmelo Anthony y Malik Monk fallaron seis triples seguidos entre ambos), los Lakers estaban a merced de unos Clippers que con Terance Mann a la estampida corrían al contraataque con facilidad (33-46 a falta de 5.15). LeBron James y Russell Westbrook reaccionaron antes de marcharse al vestuario, pero nada podía maquillar el ridículo 3 de 16 en triples (18,8%) con el que los Lakers cerraron la primera mitad (47-57).

Reacción inacabada

Dos impactantes tapones de Austin Reaves y Russell Westbrook sobre Reggie Jackson simbolizaron la mejoría en defensa de los Lakers, quienes sin embargo no hallaban la chispa necesaria en ataque para asustar de verdad a los Clippers (54-61 con 7.55 por jugarse). Más por deméritos de sus rivales que por aciertos propios, los Lakers se reengancharon al partido ante unos Clippers extrañamente confundidos en la parcela ofensiva (64-68 a falta de 3.08). Finalmente, el encomiable esfuerzo colectivo de los Lakers tuvo su fruto. Diez puntos seguidos entre Carmelo Anthony y Talen Horton-Tucker, culminados con un mate de éste en el último segundo, certificaron la remontada de los Lakers (78-72) tras un horrible tercer parcial de los Clippers (solo 15 puntos con 7 de 24 en tiros de campo).

NOTICIAS RELACIONADAS

Amir Coffey despertó de repente para agitar a unos Clippers muy necesitados de revulsivos, pero los Lakers mantuvieron la ventaja con una de las versiones más sobresalientes de Horton-Tucker en lo que va de temporada (95-90 con 5.01 para el final). Lejos de darse por vencidos, los Clippers siguieron remando, sacaron tajada de los errores de LeBron en el tramo decisivo, y se colocaron por delante a falta de 39 segundos con un canastón de Morris (102-103). Entonces llegó el momento de protagonismo de los árbitros. Tras mirar las repeticiones en la pantalla durante varios minutos para desesperación de todo el estadio, los árbitros dictaminaron primero que LeBron había pisado fuera de la cancha en el ataque de los Lakers para darle la vuelta al marcador y después corrigieron una falta inexistente de Horton-Tucker a Jackson. Para aumentar los nervios del final, los Clippers cometieron una violación de 8 segundos para cruzar de mitad de la pista y el balón volvió a los Lakers. Sin embargo, los Lakers fallaron dos triples de Anthony y LeBron y se fueron una noche más con un sabor amargo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.