Laura Borràs se enfrenta a seis años de cárcel por el amaño de contratos

Laura Borràs se enfrenta a seis años de cárcel por el amaño de contratos

La acusación se atribuye haber maniobrado para favorecer a un amigo y colaborador, Isaías Herrero

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, se enfrentará a seis años de cárcel y 21 de inhabilitación por presuntamente el amaño de contratos cuando estaba al frente de la Institució de les Lletres Catalanes y cuyo objetivo era favorecer a un amigo y colaborador, Isaías Herrero. Tal y como adelantó este martes El Periódico de Catalunya, se le acusa de un delito de prevaricación y otro de prevaricación y se le exculpa de malversación de fondos y fraude administrativo, infracciones penales que hubieran incrementado todavía más la petición de pena de privación de libertad. La acusación pública también reclama la misma pena para Herrero y para otro implicado en la trama Andreu P. M.

El pasado 29 de junio, el juez instructor del TSJC Jordi Seguí dio por concluida la investigación a Borràs y a tres imputados más (uno de ellos excluido por la fiscalía) y concluyó que la presidenta del Parlament «abusó de sus funciones» al frente de la ILC y acordó con su amigo Herrero, entre 2013 y 2017, el fraccionamiento y adjudicación irregular de 18 contratos menores por 330.442 euros (se pagaron, al final, 309.176 euros).

Actuación con «plena consciencia»

El magistrado sostenía que Borràs presuntamente «dictó resoluciones injustas al aprobar las adjudicaciones de estos contratos» menores bajo sospecha, «con plena consciencia» de que su concesión «entraban en contradicción con las exigencias de la legislación reguladora» del sector público. La acusación pública incidía en que se omitió un concurso para «únicamente favorecer los intereses» de su amigo y «en detrimento de la defensa de los intereses generales». Esta conducta supuestamente se encuadra en el delito de prevaricación.

NOTICIAS RELACIONADAS

Respecto a la falsedad documental, el juez recalcaba que los «indicios acumulados en la instrucción» mostraban la «confección y posterior presentación» por parte de Herrero de presupuestos atribuidos a personas y entidades que han negado su intervención en los mismos, así como en la «realidad» de la oferta que se reflejaba en cada uno de ellos. La «elaboración de los presupuestos», incidía, obedecía al propósito de este acusado y de Borràs «de simular una concurrencia de ofertas en los expedientes de contratación se los servicios relativos» a la página web de la ILC.draría en el delito de prevaricación.