La tía política de Luis Lorenzo, a su cuidadora: «Quiero volver a Asturias. ¿Para qué me han traído?»

«Arancha es una víbora que desprende veneno. Tiene la cabeza descolocada totalmente y aires de grandeza. Está de broncas constantemente con Luis y con los niños; no alimentaba bien a Isabel y le hablaba mal». Es la declaración, ante la Guardia Civil, de Mari Carmen, la primera cuidadora que atendió a la tía política del actor Luis Lorenzo en su casa de Rivas-Vaciamadrid. El empleo solo le duró seis días.Según la declaración de la cuidadora, incluida en el atestado al que ha accedido CASO ABIERTO, el canal de investigación y sucesos de Prensa Ibérica, la mujer tuvo problemas desde el principio para atender a Isabel Suárez, la anciana presuntamente envenenada: «Cuando llegué, la casa estaba sucia y desordenada. La señora estaba descuidada, sin higiene. Arancha y Luis no la duchaban en casa, ella decía que esos baños no podían ser utilizados por María Isabel porque le daba asco. La mandaba a los baños del garaje».La empleada añade que «al día siguiente de empezar a trabajar tuve que bajar al garaje a buscarla, ya que le habían mandado a hacer sus necesidades abajo sola. Arancha me decía que cuando me marchara, ella ducharía a María Isabel, pero cuando yo volvía al día siguiente la señora seguía sin duchar».»Comía sándwiches que yo llevaba»La cuidadora de la anciana asegura que la pareja tampoco «la cambiaban de ropa, porque directamente solo tenía una muda. Todos los enseres de Isabel entraban en una pequeña bolsa de viaje, siendo estos un pantalón, un cepillo y una crema». Además, «no había nada de comer en la casa, más que leche y galletas. Tuve que traer mi comida de mi propia casa y dar de comer a María Isabel con sándwiches que yo llevaba, porque la anciana me pedía de comer y yo no podía darle nada porque no había nada, me daba mucha lástima.