La renovación que se convirtió en fichaje: cronología del caso Dembélé

La renovación que se convirtió en fichaje: cronología del caso Dembélé

Cinco años después de su primera foto con la elástica azulgrana, el extremo francés volverá a firmar con el FC Barcelona

Lo hará después de aceptar una oferta inferior a la que rechazó en diciembre; firmará para las próximas dos temporadas y tendrá variables por rendimiento

Giros argumentales constantes, intrahistorias de éxito y fracaso, relatos ilusionantes, narrativas fugaces, desencuentros, reconciliaciones… Y un final inesperado, que siempre se agradece. El culebrón protagonizado por Ousmane Dembélé y el FC Barcelona daría para muchos ‘best sellers’. Cinco años después de su primera foto con la elástica azulgrana, el extremo francés ha vuelto a firmar con el club culé. Lo ha hecho como agente libre, después de unas negociaciones que se han alargado en exceso y gracias a la insistencia de su principal valedor, Xavi Hernández, que no ha dejado que las diferencias entre el futbolista y la entidad traspasaran límites insalvables.

Esta es la cronología de una historia de quiebros. De regates en los terrenos de juego y en los despachos. De incontables lesiones y algunos episodios de indisciplina. De un joven que llegó al Camp Nou en 2017 para ocupar el vacío que dejó Neymar y, a pesar de que ha estado lejos del nivel del brasileño, ha aprovechado un buen último curso en un contexto económico y deportivo delicado para ganarse su continuidad. De una partida entre Mateu Alemany y Moussa Sissoko en la que ha habido momentos de todo y en la que todos han tenido que ceder en algún u otro punto. De un cuento con desenlace feliz.

La cronología del caso Dembélé

Tres temporadas de flojo rendimiento y varios ‘amagos’ del Barça. Los problemas físicos han marcado en gran medida la primera etapa de Ousmane como blaugrana. Desde ese 16 de setiembre de 2017 en el Coliseum Alfonso Pérez, el galo se ha perdido 102 encuentros por lesión. Especialmente duros fueron los primeros tres años, en los que no logró tener continuidad, protagonizó episodios de desobediencia y estuvo lejos de satisfacer las enormes expectativas que se habían generado con su multimillonario traspaso. No ayudó tampoco que el club le quisiera utilizar como moneda de cambio en varias negociaciones, especialmente la que se produjo con el PSG para repatriar a Neymar, y escuchara todas las ofertas que llegaron por él.

Así se lesionó Dembélé | LALIGA

Diciembre de 2020. Empiezan las negociaciones. Faltaba un año y medio para que finalizara el contrato de Dembélé cuando el Barça inició los contactos para alargar el vínculo. Ya habían salido a la palestra los primeros rumores sobre la posibilidad de que el de Vernon se marchara con la carta de libertad en 2022 y desde las oficinas del Camp Nou se quería evitar a toda costa el hecho de perder a coste cero a un efectivo por el que se había invertido alrededor de 140 millones de euros entre fijos y variables pocos años antes. La predisposición de ambas partes para llegar a un acuerdo era buena. La renovación empezó a tratarse en términos bastante inferiores a los de su fichaje.

19 de junio de 2021. La enésima lesión lo complica todo. Las elecciones a la presidencia, que se dilataron por culpa de la pandemia, paralizaron las conversaciones hasta el pasado verano. La junta directiva de Joan Laporta afrontó el mercado de fichajes con las ideas muy claras: si Dembélé no renovaba, sería traspasado. El francés tenía pretendientes y el Barça necesidades financieras. Todos los caminos llevaban al mismo sitio… Hasta que en la segunda jornada de la fase de grupos de la Eurocopa, frente a Hungría, el ‘mosquito’ cayó lesionado. Aquella desinserción del tendón del bíceps de la rodilla derecha frustró cualquier operación de salida. El galo no reaparecería hasta noviembre y, evidentemente, ningún equipo se arriesgó. La posibilidad de contratarle gratis pocos meses después era demasiado jugosa.

Dembélé, en un lance del encuentro ante Hungría | AFP

8 de noviembre de 2021. Xavi entra en escena. “Ousmane puede ser el mejor futbolista del mundo en su posición. Tiene unas condiciones espectaculares. Es muy importante que tenga una mentalidad ganadora. Sí, su renovación es prioritaria para mí”. Xavi Hernández no pudo ser más claro en su presentación como nuevo técnico barcelonista. No tenía ninguna duda de que el francés debía ser una de las piezas angulares de su proyecto y así lo demostró desde el primer momento. Le entregó las riendas ofensivas y le ‘regaló’, comparecencia tras comparecencia, muchos elogios. Poco a poco, el francés empezó a tener protagonismo y dar muestras de su enorme calidad. El técnico egarense exprimió el talento único del exjugador del Borussia Dortmund. “Vale, me lo apunto”, había dicho Joan Laporta en su habitual tono bromista cuando Xavi le pidió públicamente la continuidad del ‘7’.

El entrenador del Barcelona reconoció que espera con ansias por la renovación del atacante francés | Perform

20 de enero de 2022. El ‘estallido’ de Mateu Alemany. A pesar de que el futbolista estaba más feliz que nunca en la Ciudad Condal y que el club intentó plantearle una oferta competitiva, las posturas de las ambas partes no se acercaron ni un milímetro en la ventana de incorporaciones de enero y Mateu decidió lanzar un órdago. “A once días de cerrar el último plazo dentro de su contrato nos parece obvio que el jugador no quiere continuar en el Barça y no está comprometido con el proyecto de futuro del club. En este escenario, se le ha comunicado a él y a sus representantes que tiene que salir de forma inmediata. Nosotros queremos a futbolistas comprometidos y esperamos que se produzca una transferencia antes del 31 de enero”, declaró en un vídeo difundido por la entidad. El director de fútbol apostó por el castigo, pero la estrategia no le salió bien. Dembélé se cerró en banda y se negó a aceptar las vías de escape que tuvo en los últimos compases del mercado.

Mateu Alemany: Es obvio que Dembélé no quiere seguir en el Barça y no queremos jugadores no comprometidos | Efe

5 de febrero de 2022. Xavi levanta el veto y Ousmane responde con buenas actuaciones. El Barça se encontraba en una situación deportiva muy complicada. Tenía que certificar sí o sí su presencia en la Champions League 2022/23 y no podía permitirse el lujo de prescindir de uno de los efectivos más diferenciales de su plantilla. Laporta y Alemany sucumbieron a las peticiones de Xavi y ‘Dembouz’ regresó a escena. Y, entonces, empezaron los mejores meses del francés en un Camp Nou que pasó de los reproches a las ovaciones en tiempo récord. Aunque solo marcó un gol, entregó once asistencias. El ‘mosquito’ se desenvolvió con más confianza que nunca y demostró (también a sí mismo) que tiene unas cualidades especiales. Que, independientemente de lo que se pagó por él, podía ser “el mejor futbolista del mundo en su posición” como había vaticinado el míster culé.

30 de junio de 2022. Un adiós que parece definitivo. Después de dos meses más de tira y afloja –con un viaje de Mateu Alemany a Marrakech incluido–, Dembélé no aceptó la oferta blaugrana y el Barça no pudo evitar que se convirtiera en agente libre. En los canales de comunicación de la entidad, sin embargo, no se vio ningún mensaje de despedida. En las horas posteriores a la finalización del vínculo firmado en 2017 tampoco hubo noticias de ningún otro club. Se confirmó lo que Moussa Sissoko había manifestado a los dirigentes catalanes bastantes veces: escuchó propuestas de otros equipos, pero no lo tenía hecho con nadie. Desde entonces, las conversaciones se encauzaron. Dos no riñen si uno no quiere. Los deseos de ambas partes forzaron un pacto que se acabó cocinando a fuego lento.

NOTICIAS RELACIONADAS

10 de julio de 2022. El final del culebrón. Finalmente, Dembélé seguirá en el Barça. Lo hará después de aceptar una oferta inferior a la que le ofrecían fuera del Camp Nou. Firmará para las próximas dos temporadas y tendrá variables por rendimiento. El club azulgrana se ha salido con la suya y, ahora, Ousmane tiene la oportunidad de ganarse su posible último gran contrato –en 2024 tendrá 27 años– en la élite futbolística. El desenlace de esta historia, feliz (en principio) para todos, es abierto. Al haber llegado a un pacto a corto plazo, Moussa Sissoko no tardará mucho tiempo en regresar a las oficinas del Camp Nou. Ya veremos entonces si es para alargar la etapa del extremo en Barcelona o, por lo contrario, cambiar de aires definitivamente.