La plataforma España Vaciada espolea el temor del Gobierno a un otoño caliente en las calles

La plataforma España Vaciada espolea el temor del Gobierno a un otoño caliente en las calles

Teruel Existe y Soria ¡Ya! iniciaron a principios de año una campaña de presión al Gobierno para aplicar una serie de incentivos en zonas despobladas que ayudaran a la implantación de empresas y trabajadores

El pasado 9 de marzo, hace casi cinco meses, el diputado de Teruel Existe Tomás Guitarte preguntó en el Congreso a la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, si el Gobierno tenía hecho un calendario para la aplicación de incentivos fiscales en las zonas despobladas, destinados a su reactivación económica y laboral. Este martes, Guitarte, junto a una delegación de la plataforma turolense y de Soria ¡Ya!, se ha reunido con la propia Ribera y ha preguntado lo mismo. Ante la falta de concreción del Ejecutivo, las principales entidades que representan a la llamada España Vaciada han amenazado con movilizaciones en las calles.

La advertencia suena parecida a la que los sindicatos emitieron el pasado 6 de julio, cuando los máximos responsables de los principales sindicatos, CCOO y UGT, destacaron sus intenciones de alentar protestas en las calles si los salarios no se equilibraban con la inflación, en cifras en el entorno del 10%. 

Otoño es el marco temporal que han usado La España Vaciada y los agentes sindicales. A los ingredientes que presagian unos meses complejos y convulsos, precisamente por los elevados precios y sus efectos en las economías familiares, se unen dos más. Dos que preocupan mucho al Gobierno: el malestar social y la visibilización de dicho malestar.

Un diputado del PSOE subrayaba hace días a este medio que el temor a unas semanas de manifestaciones en las calles es real. Representarían, si se producen, un estado de ánimo que pueda horadar aún más la base de credibilidad del Gobierno, frágil actualmente debido al contexto. El presidente, Pedro Sánchez, dijo en su primera intervención del debate sobre el estado de la nación y en la que efectuó en el Comité Federal socialista del día 23 que el principal problema que tiene por delante es justo la inflación. 

Guitarte y los dos senadores de Teruel Existe, Joaquín Egea y Beatriz Martín, así como los tres procuradores de Soria ¡Ya! en las Cortes de Castilla y León, Ángel Ceña, Vanessa García y Antonio Palomar, acudieron este martes al despacho de Ribera para arrancar del Gobierno una serie de concreciones sobre un objetivo que creen urgente. Lo llaman “ayudas al funcionamiento de empresas” en los territorios despoblados.

Antes de que sea demasiado tarde

La paciencia se está agotando en las dos principales plataformas de La España Vaciada, según dejan entrever en un comunicado remitido al término de la entrevista, porque en junio solicitaron por carta una reunión con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que nunca llegó a producirse, ya que la respuesta fue la derivación a Ribera. Durante la reunión de este martes, los representantes de Teruel Existe y Soria ¡Ya! se ofrecieron a colaborar en los trabajos que el Gobierno considerase pertinentes si ello imprimía más velocidad a los mismos. 

Que la paciencia se está acabando en las plataformas turolense y soriana no es un ejercicio de presión política sin más. Hay una serie de antecedentes. El propio Guitarte, en su pregunta del 9 de marzo, en el Congreso, retrocedió al acuerdo de investidura suscrito nada más empezar 2020. Unos meses más tarde, en noviembre, esta vez en el Senado, recordó que la propia ministra se comprometió a la activación de esas ayudas, ya autorizadas por la Comisión Europea. El siguiente paso se produjo en la negociación de los presupuestos vigentes, otoño de 2021. La disposición adicional 123 puso negro sobre blanco la perentoriedad de tales ayudas a empresas. Tuvo lugar un avance más en diciembre del año pasado: el mapa de incentivos regionales para el periodo 2022-2027 que el Gobierno envió a la UE. Y uno más en el debate sobre el estado de la nación del 12-14 de julio debido a una resolución respaldada por unanimidad.

Ribera respondió al diputado de Teruel Existe con la redacción de esa disposición adicional, en la que se trazan tres caminos: el diálogo con sindicatos y empresarios, el de Europa y las ayudas a la inversión tanto a las grandes como a las pequeñas empresas. Eran tres vías de trabajo abiertas, sin resultados entonces. Guitarte lamentó que no hubiera respuestas claras. “Llevamos ya mucho tiempo detrás de estas ayudas”, dijo el parlamentario antes de describir un paisaje desolador: “Nuestras empresas realmente no aguantan más, la crisis ha afectado doblemente a las empresas del mundo rural; por un lado, por el COVID, y por otro, por una segunda crisis, la de los precios de muchos productos y de la energía”.

Terminó con una advertencia: “Si no se implantan las ayudas de la Unión Europea, esta doble crisis puede acabar con una gran parte del tejido productivo y empresarial que tiene la España vaciada. Tenemos la impresión de que en este asunto no se hace otra cosa que marear la perdiz (…) Deben implantarse estas ayudas con carácter retroactivo a enero de 2022 antes de que sea demasiado tarde”.

Este martes, Teruel Existe y Soria ¡Ya! han redoblado la presión mediante la solicitud de un decreto ley que atienda a la urgente necesidad de los territorios afectados. En él constaría la medida que ambas entidades creen esencial: bonificaciones por los costes laborales antes que subvenciones. 

Guitarte, consultado por este medio, recalca que es una medida que, primero, ha autorizado ya la Comisión Europea, en abril en concreto, y con la que están operando países como Noruega o Suecia en zonas con escasa densidad demográfica. Está arrojando un rendimiento más que satisfactorio, apostilla Guitarte, quien incide en que la bonificación (de hasta el 20%) sería sobre la cuota de la Seguridad Social. Burocráticamente es sencillo, apunta, y además revierte en todo el tejido productivo de la zona.

Ribera y su equipo han señalado que en ningún caso el Gobierno rechaza las reclamadas ayudas, pero antes de activarlas resulta necesario concretar el vehículo normativo más adecuado, previa consulta con las comunidades afectadas, que además de Aragón y Castilla y León, es Castilla-La Mancha. Cuenca también forma parte de la llamada España vaciada.

Se trata de un aplazamiento más, opinan las plataformas, y por ello, han advertido de que alentarán y convocarán movilizaciones en las tres provincias. La despoblación en ellas resulta de “extrema gravedad”.

Sentimiento generalizado

Guitarte señala a El Periódico de España, diario del mismo grupo, Prensa Ibérica, que este periódico, que, si bien el Gobierno no se niega a aplicar dichas bonificaciones, se está demorando en exceso. Las ayudas urgen, por eso el decreto, porque además permitiría la entrada en vigor antes de fin de año. “Ha pasado medio año y no ha habido avances; y en Cuenca, Soria y Teruel es un sentimiento generalizado que hay que ayudar a las empresas para que se fije población. Es un sentimiento que comparten las empresas y los trabajadores”.

Añade que la autorización de la Comisión Europea brinda “una oportunidad inmejorable para frenar el deterioro de la actividad económica” en la España vaciada, en donde no se genera empleo”.

NOTICIAS RELACIONADAS

Si no se atiende la demanda, o si su horizonte siguiera sin verse, las movilizaciones en las calles serán el siguiente recurso, el siguiente instrumento de presión. El malestar puede ser imparable si las previsiones económicas del otoño dibujan el más funesto de los panoramas: ralentización económica, inflación alta, restricciones en determinados consumos… Los sindicatos ya han avisado. “Salario o conflicto” es el lema que han escogido. “Población o conflicto” podría ser el de La España Vaciada.