La ‘operación salida’ en el Madrid se pone fea

La ‘operación salida’ en el Madrid se pone fea

Take Kubo y Reinier Jesus son los dos futbolistas condenados a marcharse este verano

Ambos no tienen cupo de extracomunitarios porque las plazas ya están cubiertas por Militao, Rodrygo y Vinicius

El Real Madrid sigue trabajando en las salidas para aligerar una plantilla plagada de futbolistas que no cuentan para Carlo Ancelotti. En los despachos del Bernabéu hay varios nombres que ya saben que no forman parte del plan provisional de la temporada 2022/23. Dos casos confirmados son los de Kubo y Reinier, aunque Mariano, Ceballos o Asensio también podrían abandonar el equipo este verano.

El japonés y el brasileño no tienen opción de quedarse por el problema con el cupo de extracomunitarios. El retraso en este tema dificulta su situación en el equipo, además de que Militao, Rodrygo y Vinicius ocupan plaza.

El club quiere acelerar su salida antes del desplazamiento a la gira de Estados Unidos en la que habrá un ‘Clásico’ en las Vegas. Kubo y Reinier estuvieron cedidos la pasada temporada en Mallorca y Borussia Dortmund respectivamente, dos negocios no demasiado lucrativos para el conjunto blanco.

Kubo podría estar cerca de la Real Sociedad, según avanzó ‘Marca’. Desde el Bernabéu quieren otra cesión sin opción de compra, mientras que desde Donosti quieren al japonés en propiedad. Las negociaciones siguen en ‘stand by’.

En el caso de Reinier, el brasileño fue contactado por el Valladolid de Ronaldo y por el Benfica, aunque las conversaciones no llegaron a más. El representante del jugador quiere asegurarle un proyecto de primer nivel, aunque la pasada temporada en Dortmund apenas disputó un total de 20 partidos.

NOTICIAS RELACIONADAS

El caso de Mariano es bastante peculiar, y es que desde el club insisten en buscarle una salida pero el jugador se niega a salir. Su contrato vence en 2023 y querría salir con la carta de libertad como hizo Gareth Bale. Asensio ha recibido una oferta del Newcastle y podría jugar en la Premier la temporada que viene.