La manada de lobos de Klopp devora al Villarreal

La manada de lobos de Klopp devora al Villarreal

El Villarreal sabía que afrontaba el más difícil Tras haber apeado a Juventus y Bayern de Múnich en la presente edición de la Champions, los castellonenses se medían con un Liverpool que demostró que no ha perdido ni un ápice del hambre desde que Jurgen Klopp tomó los mandos del equipo. El conjunto red mordió desde el primer minuto a un ‘submarino amarillo’ que bastante tuvo con achicar agua durante gran parte del encuentro recibiendo únicamente dos goles.

Quizá el resultado sea la mejor noticia para los chicos de Unai Emery después de verse superados en todos los aspectos del juego. Un 2-0 es un resultado complicado, pero no insalvable viendo lo conseguido por los levantinos esta temporada. El técnico vasco deberá arriesgar en casa, pero sabe que le estarán esperando un Liverpool que cuenta con el contragolpe como una de sus principales armas aunque no la usase en el partido de ida.

En este primer choque de semifinales el ataque por aplastamiento -hasta en 95 ocasiones fueron a la portería de Rulli- fue la táctica favorita de Jurgen Klopp. Su equipo funcionó como una manada de lobos haciendo múltiples encerronas a un Villarreal El Liverpool se afanó en recuperar lo más cerca posible de la portería rival el esférico con un Sadio Mané totalmente estratosférico en esta tarea de presionar dando a su equipo un 71% de posesión.

El resultado de estas recuperaciones en zona de peligro fueron 20 tiros por uno del Villarreal y 10 córners a favor por dos del equipo amarillo. El tanto que abrió el triunfo red fue quizá la ocasión más fea de todas con Estupiñán siendo el autor involuntario de un tanto a través de un centro que se envenenó. El Liverpool, apenas dos minutos después, pondría tierra de por medio con una combinación eléctrica en Mané y Salah para que el egipcio anotase.

NOTICIAS RELACIONADAS

El Liverpool tuvo opciones de ampliar su ventaja con un gol anulado por fuera de juego de Robertson o un trallazo a la escuadra de Thiago. «Es un marcador peligroso. Tenemos que jugar la vuelta como la ida y todo irá bien», advirtió un Klopp que no quiere ningún tipo de confianzas con el ‘matagigantes’ de la presente Champions. El Liverpool golpeó primero, pero al técnico no le gusta que su manada de lobos sienta que tiene la tripa llena. «Debemos seguir alerta y tener una mentalidad correcta para jugar la vuelta. Para mí sólo estamos al descanso del partido». Razón no le falta. El Villarreal no se ha rendido ni mucho menos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.