La ciencia alemana interrumpe la colaboración con Rusia

La ciencia alemana interrumpe la colaboración con Rusia

Alemania ha roto la colaboración científica con instituciones estatales y empresas comerciales en Rusia con efecto inmediato, como consecuencia de la invasión de Ucrania, al mismo tiempo que expresa su solidaridad y apoyo a los científicos ucranianos.

La Alianza Alemana de Organizaciones Científicas ha suspendido la cooperación científica con instituciones estatales y empresas comerciales en Rusia con efecto inmediato, se informa en una declaración oficial.

La Alianza está formada por una serie de organizaciones alemanas de prestigio internacional, como la Fundación Alexander von Humboldt; la Academia Alemana de Científicos Naturales Leopoldina; la Fundación Alemana de Investigación; el Servicio Alemán de Intercambio Académico; la Sociedad Fraunhofer; la Asociación Helmholtz de Centros de Investigación Alemanes; la Conferencia de Rectores de Universidades; la Asociación Leibniz; la Sociedad Max Planck y el Consejo de Ciencias.

En una declaración, la Alianza apoya enfáticamente la acción e del Gobierno Federal contra el ataque militar de Rusia contra Ucrania, que viola el derecho internacional.

También destaca que las organizaciones asociadas en la Alianza han mantenido durante mucho tiempo colaboraciones científicas diversas y fructíferas con sus socios en Ucrania, con las que se solidariza en este momento.

«En este espíritu, estamos decididos a continuar nuestros contactos y cooperación intensiva con nuestros socios ucranianos en todos los niveles, en los intercambios de estudiantes, así como en la promoción de proyectos de investigación bilaterales y en el desarrollo y uso de infraestructuras científicas. Ofreceremos apoyo en el marco de programas integrales de ayuda a estudiantes y científicos que tengan que abandonar su país como consecuencia de la agresión rusa», expresa la declaración.

Congelación inmediata

Al mismo tiempo, la Alianza recomienda que la cooperación científica con instituciones estatales y empresas comerciales en Rusia se congele con efecto inmediato hasta nuevo aviso, que los fondos de investigación alemanes ya no beneficien a Rusia y que no se lleven a cabo eventos científicos y políticos de investigación conjuntos. No se deben iniciar nuevos proyectos de cooperación en este momento, añade la Alianza.

También destaca que la Alianza es consciente de las consecuencias de estas medidas para la ciencia, por lo que las lamenta profundamente.

Muchos proyectos de investigación se diseñan desde hace años y se ven gravemente afectados por la actual situación bélica, añade la declaración.

Vivimos en un mundo multidimensional, y solo con una estrecha cooperación científica internacional se pueden superar las crisis a las que se enfrenta la humanidad, como el cambio climático, la extinción de especies o las enfermedades infecciosas.

Por lo tanto, nuestra solidaridad también se aplica a nuestros socios rusos con los que hemos colaborado históricamente, que están consternados por la invasión de Rusia a Ucrania, concluye la declaración de la Alianza.

También la Sociedad Max Planck

Asimismo, Martin Stratmann, presidente de la Sociedad Max Planck, miembro asimismo de la Alianza, en una declaración oficial ha expresado su solidaridad con los ochenta científicos ucranianos que colaboran con su institución.

Señala también que la Sociedad que preside está preparada para proporcionar fondos centrales a corto plazo y con la menor cantidad de burocracia posible, para permitir que los científicos ucranianos asociados con los Institutos Max Planck continúen su trabajo con el apoyo de programas de becas locales.

«Espero que de esta manera podamos hacer al menos una pequeña contribución dentro de nuestras posibilidades para aliviar un poco su sufrimiento, así como el de sus familias», añade Stratmann.

También destaca que esta guerra conducirá a severas distorsiones y restricciones en la ciencia. Esto es aún más triste porque hay proyectos de investigación cruciales, especialmente en cooperación con colegas rusos, que deberían contribuir a resolver los problemas globales urgentes de nuestro tiempo, especialmente el cambio climático.

Desafortunadamente, la situación actual no nos deja otra opción. Por lo tanto, Alemania también aplicará sanciones en el área de investigación en respuesta a la actual agresión del régimen ruso, concluye Stratmann.

Y Helmholtz

El presidente de Helmholtz, también uno de los miembros de la Alianza, Otmar D. Wiestler, ha expresado asimismo su consternación por el ataque ilegal de Rusia contra Ucrania.

La ciencia se nutre del intercambio abierto y del discurso no violento, señala en una carta a los empleados de su Asociación.

En una situación excepcional como esta, sin embargo, la organización científica tendría que hacer un compromiso decisivo con los principios de la democracia, los derechos humanos y la convivencia no violenta, concluye Wiestler.

Estas figuras significativas de la ciencia alemana hacen referencia y se solidarizan con la carta difundida por científicos rusos en contra de la invasión y manifestando su interés por mantener la colaboración con la comunidad científica internacional.

La ruptura alemana forma parte de un proceso cuyas dimensiones todavía no se conocen. Previamente, las sociedades matemáticas del Reino Unido, Canadá, Francia, Polonia y Estados Unidos han anunciado que no participarán en el Congreso Internacional de Matemáticos, que se realizará en San Petersburgo, Rusia, en julio.

NOTICIAS RELACIONADAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.