Justin Quiles colapsa las carreteras con un concierto espontáneo en Tenerife

Justin Quiles colapsa las carreteras con un concierto espontáneo en Tenerife

El cantante de reguetón, en la isla invitado por el festival que se canceló, se ve obligado a suspender el recital en la playa ante el problema de seguridad generado

Justin Quiles provocó un problema de seguridad pública al convocar este domingo por la tarde a los tinerfeños a un concierto espontáneo en la playa de La Tejita (Granadilla) tras la suspensión el sábado en Amarilla Golf del Reggaeton Beach Festival en el que tenía previsto actuar. El cantante y compositor estadounidense de origen puertorriqueño provocó un colapso en las carreteras del sur de la Isla al invitar a acudir a los tinerfeños a la improvisada actuación. La falta de seguridad ya había motivado que el Ayuntamiento de San Miguel de Abona no autorizara el festival de reguetón.

J Quiles, como es conocido, apenas cantó tres temas ante la avalancha de personas, jóvenes en su mayoría, que se dieron cita para verlo y escucharlo en La TejitaSus guardaespaldas decidieron que era mejor finalizar el recital cuanto antes para evitar problemas y casi salen corriendo. El cantante terminó pidiendo en otro mensaje posterior en las redes que no fuera más gente a la playa granadillera porque el movimiento de los fans por participar de otro paraíso del perreo a partir de la hora anunciada (las siete y media) colapsó buena parte de las carreteras de esta zona del sur de la Isla, incluida la Autopista TF-1.

Tanto fue así que las salidas de Las Chafiras y de San Isidro se colapsaron durante más de una hora. El tráfico, según algunos de los presentes, se volvió un auténtico caos repentinamente. Más de 30 minutos en la cola como media provocó el enfado de los conductores en un domingo de mucho tránsito como corresponde al final del mes de julio. Unos porque no llegaron a tiempo del acústico visto y no visto de su ídolo pero otros, la mayoría, por ese atasco inesperado y molesto.

Atasco en las carreteras de acceso a la playa de La Tejita durante el concierto improvisado de Justin Quiles. |

El cantante había lanzado el sábado por Instagram un reto: dar un concierto gratis en la Isla tras la cancelación del Reggaeton Beach Festival. En concreto se dirigió a la audiencia así: «Mi gente de Tenerife, tengo una idea. ¿Qué tal si mañana [refiriéndose a ayer domingo] escojo una playa, hago una sesión y canto mis temas acústicos para todos los fanáticos totalmente gratis ¿Qué dicen?». Este domingo mantuvo el suspense y solo 45 minutos antes confirmó La Tejita como escenario y la hora del inicio. Quiles quería tener un detalle con sus seguidores, pero terminó complicándoles la vida. Incluso, la policía tuvo que desalojar la playa y su entorno ante la cantidad de gente reunida cuando ya hacía rato que se habían marchado el reguetonero y su séquito.

El festival de reguetón de San Miguel de Abona sigue trayendo cola. Esta es una consecuencia cuando ya parecía que las aguas se habían calmado y solo quedaba la resignación de las cerca de 20.000 personas que vieron frustrado su deseo de disfrutar durante doce horas de la música que les apasiona. Pero llegó Justin Quiles y mandó a parar. Avalado, o eso creía él, por más de ocho millones de seguidores en su perfil en redes sociales, se atrevió a lanzar al aire una propuesta que se le volvió en contra y le llevó a rectificar siempre con las redes sociales como soporte: «Revírense, no vengan más a la playa porque hay mucha gente y mucho tráfico».

NOTICIAS RELACIONADAS

No fue su despedida de la Isla porque ya por la noche lanzó un último mensaje: «Ha sido un encuentro muy bonito, nos veremos en la próxima». Lo acabó con una frase: «Tenerife, te quiero».