Joel Embiid vuelve y los Sixers consiguen su primera victoria

Joel Embiid vuelve y los Sixers consiguen su primera victoria

Joel Embiid, protegido con una máscara, volvió a la alineación de los 76ers tras perderse los dos primeros partidos de la semifinal de la Conferencia Este contra Miami Heat y facilitó la victoria de los de Philadelphia por 99-79 con un doble doble de 18 puntos y 11 rebotes.

Con la victoria en la noche del viernes, los Heat siguen por delante en la eliminatoria 2-1. Pero los Sixers han conseguido parar los pies a los de Miami, que se habían impuesto con contundencia en los dos primeros partidos al aprovechar la ausencia de Embiid, quien sufrió la rotura de la órbita del ojo derecho el pasado 28 de abril. A pesar de que Embiid llegó al partido en el Wells Fargo Center de Philadelphia tras pasar casi una semana sin entrenar, el pívot fue el único jugador de los dos equipos que acabó la noche con un doble doble.

El máximo anotador del encuentro fue la estrella de los Heat, Jimmy Butler, que anotó 33 puntos, 9 rebotes y 2 asistencias. Solo Tyler Herro en los Heat superó la decena de puntos. Herro, que una vez más inició el partido desde el banquillo, anotó 14 puntos, 4 rebotes y 1 asistencia. En los Sixers, los máximos anotadores fueron Danny Green y Tyrese Maxey, que hicieron cada uno 21 puntos. Además, James Harden sumó 17 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias.

Intensidad defensiva

La victoria de los Sixers se cimentó en la intensidad defensiva, que obligó a los jugadores de los Heat a tiros forzados y al límite durante gran parte del partido. La presencia de Embiid también ayudó en ataque y desde el inicio del partido, los Sixers se mostraron agresivos de cara al aro de los Heat. Los de Miami se pueden consolar con el pensamiento que a pesar de tener una de sus peores noches en tiro, solo 7 de 30 en triples y 27 de 77 en tiros de campo, al final del tercer cuarto estaban a solo 3 puntos, 68-65, de los Sixers.

Tras perder en Miami los dos primeros partidos de las semifinales, los Sixers sabían que perder el tercero acabaría prácticamente con sus posibilidades de avanzar. El equipo de Philadelphia decidió el mismo viernes que Embiid jugaría a pesar de tener la cara rota, literalmente, y un desgarro del ligamento del pulgar de la mano derecha. Con Embiid y Harden en la cancha, los Sixers impusieron su ritmo desde el salto inicial. Embiid atraía a varios defensores, lo que permitía a los Sixers mover el balón y encontrar al hombre libre, que en muchas ocasiones era Danny Green en una de las esquinas de la cancha. A falta de 4.27 para el final del primer cuarto, los Sixers dominaban el marcador con un 16-8 tras un parcial de 12-2 de la mano de Embiid y Harden. Los de Miami no podían contar con los puntos habituales de Butler, P.J. Tucker o Bam Abedayo y solo la entrada de Herro, que hizo 6 puntos en 6 minutos, permitió a los Heat recortar la ventaja de los Sixers a 4 puntos, 21-17, al final del primer cuarto.

En el segundo cuarto siguió la misma tónica, con ambos equipos concentrados en la defensa y dificultar que los tiradores pudiesen encontrar espacio. Butler se entonó un poco más y anotó 8 puntos en el periodo, 6 más que en el primer cuarto. En los Sixers, Green seguía entonado en la larga distancia y anotó los dos triples que intentó. Harden sumó otros 6 puntos pero Embiid se quedó a cero. Al descanso, el marcador reflejaba las dificultades que las defensas estaban creando a los tiradores: 41-34.

Reacción de Butler

A la reanudación, los Sixers alcanzaron su mayor ventaja hasta el momento, 14 puntos, gracias a un nuevo triple de Green que colocó 48-34 en el marcador, pero la reacción de Butler permitió que en 4 minutos la ventaja de los Sixers se recortase a solo un punto, 51-50. Butler anotó 10 de los 16 puntos que hicieron los Heat en esos 4 minutos. Los otros 6 llegaron de dos triples de Max Strus. Los de Miami consiguieron terminar el tercer cuarto solo tres puntos por debajo, 68-65, gracias a los 14 puntos de Butler en ese periodo.

Pero en el último cuarto Maxey apareció y los Sixers no dieron ninguna opción a los Heat. Los de Philadelphia abrieron los últimos 12 minutos con un parcial de 10-2 que colocaba el marcador en 78-67 a falta de 8 minutos para el final del partido. Maxey encontró su lugar y acabaría anotando 14 de los 31 puntos de los Sixers en el último cuarto, de los que 12 fueron fruto de los 4 triples que intentó. Además, el escolta dio dos asistencias y robó un balón en los 10 minutos que estuvo en cancha durante el último cuarto.

NOTICIAS RELACIONADAS

Maxey hizo tantos puntos en el último cuarto como el conjunto de los Heat en ese periodo. Cuando sonó la bocina final, el marcador reflejaba una clara victoria para los locales, 99-79. El cuarto partido de la semifinal se disputará el domingo, también en Philadelphia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.