Jabeur y Pegula juegan en Madrid por su primer WTA 1.000

Jabeur y Pegula juegan en Madrid por su primer WTA 1.000

La tunecina Ons Jabeur y la estadounidense Jessica Pegula, dos jugadoras que, según la norteamericana, tienen en común haberse abierto camino «a base de trabajo y determinación», se enfrentarán este sábado en la final de Madrid con el premio de un título de categoría 1.000 que sería el primero para ambas.

Jabuer, de 27 años, décima del mundo y octava favorita en la Caja Mágica, solo tiene en su historial el torneo de Birmingham de 2021. Pegula, de 28 años, 14 en el ránking y duodécima cabeza de serie, ganó en Washington en 2019.

Ambas han sobrevivido a la criba sin piedad que la altura de Madrid ejerce sobre las favoritas, más que ningún otro torneo del circuito. Las dos finalistas fueron las que demostraron mayor capacidad de adaptación.

Jabeur es la primera jugadora o jugador árabe entre los diez primeros del mundo. Octavofinalista en Miami, finalista en Charleston y cuartofinalista en Stuttgart, la tunecina está viviendo la primavera de su vida y si gana el título aparecerá el lunes en el séptimo lugar de la clasificación mundial.

La fortaleza mental de la tunecina quedó demostrada cuando eliminó en sus tres partidos previos a la final a otras tantas jugadoras con las que tenía un balance negativo: la suiza Belinda Bencic (11), la rumana Simona Halep y la rusa Ekaterina Alexandrova.

Gran sacadora, posee un amplio repertorio de golpes y hace en los partidos un despliegue físico que termina por abrumar a sus rivales.

Está empatada a dos victorias en sus enfrentamientos previos con Pegula, el último este mismo año en Dubai con triunfo cómodo, en dos sets, para Jabeur.

La estadounidense también se hará un hueco entre las diez mejores del mundo si se lleva la final.

Desde el punto de partido en contra que tuvo en su estreno ante la italiana Camila Giorgi, Pegula fue a más según avanzaba por el cuadro, aunque en ningún momento tuvo que enfrentarse a otra cabeza de serie.

Saca buen provecho de su excelente revés y le gusta cerrar los puntos en la red, pero ha subrayado que la victoria en cuartos de final sobre la española Sara Sorribes le enseñó que ser paciente en la pista también tiene su recompensa.

Es la primera estadounidense que llega a la final de Madrid desde que lo hizo Serena Willimas en 2013, antes de ganar el título.

NOTICIAS RELACIONADAS

La final se disputará a las 18.30 h (16.30 gmt) de este sábado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.