IAG reduce sus pérdidas un 26,7% en el primer trimestre, hasta 787 millones

IAG reduce sus pérdidas un 26,7% en el primer trimestre, hasta 787 millones

El ‘holding’ IAG, que engloba Iberia, British Airways (BA), Vueling y Aer Lingus, registró unas pérdidas después de impuestos y partidas excepcionales de 787 millones de euros durante el primer trimestre de este año, lo que supone un descenso del 26,7% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, en un contexto marcado por la crisis sanitaria del Covid-19. Se prevé que, desde el segundo trimestre en adelante, la fuerte demanda de pasajeros impulse la rentabilidad de la compañía.

El resultado después de impuestos antes de partidas excepcionales fue también negativo con 810 millones de euros, frente a los ‘números rojos’ de 1.131 millones de euros de un año antes, según ha informado el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las pérdidas de las operaciones de IAG se situaron en 731 millones de euros en el primer trimestre de este año, un 32,1% inferiores a las del primer trimestre de 2021.

Entre enero y marzo, los ingresos totales del ‘holding‘ se situaron en 3.435 millones de euros, lo que supone más que triplicar los 968 millones de euros registrados en el mismo periodo de un año antes.

«La demanda se está recuperando con fuerza, en línea con nuestras previsiones. Esperamos recuperar la rentabilidad a partir del segundo trimestre en adelante y en el ejercicio completo», ha resaltado el consejero delegado de IAG, Luis Gallego, quien asegura que el segmento vacacional premium sigue siendo el que muestra mejor evolución.

«Como consecuencia del incremento de la demanda, las reservas siguen creciendo. Esperamos alcanzar el 80% de la capacidad de 2019 en el segundo trimestre y el 85% en el tercero. En el Atlántico Norte la previsión es recuperar prácticamente el 100% de la capacidad en el tercer trimestre», ha añadido.

Gallego ha afirmado que las pérdidas de las operaciones del Grupo se redujeron significativamente en el primer trimestre en comparación con el ejercicio anterior. «Estos resultados reflejan la estacionalidad de nuestro negocio, el impacto de Ómicron y los costes asociados con el incremento de las operaciones», aseguró.

Por todo ello, IAG espera que su resultado de las operaciones sea positivo a partir del segundo trimestre, llevando tanto al beneficio de las operaciones como a los flujos de efectivo netos de las actividades de explotación a ser positivos en el ejercicio.

Recuperación de capacidad aérea

La capacidad de transporte de pasajeros en el primer trimestre fue un 65% de 2019, un aumento frente al 58% registrado en el cuarto trimestre de 2021, a medida que las aerolíneas del Grupo continuaron recuperando la capacidad de cara a la programación de vuelos del verano.

La progresiva relajación de las restricciones a los viajes impuestas por los gobiernos, sobre todo en el Reino Unido, dio lugar a una mejora de la demanda, sin que la guerra en Ucrania tuviera un efecto apreciable.

En el primer trimestre se registró una fuerte recuperación de los viajes de negocios y el ocio premium continuó mostrándose sólido. IAG asegura que la variante Ómicron tuvo un breve efecto negativo en enero y febrero en los resultados de las operaciones, las reservas de pasajeros y las cancelaciones.

El holding indica que tras el reciente levantamiento de las restricciones a los viajes y el abrupto aumento en la capacidad, British Airways está centrada en mejorar las operaciones y la experiencia del cliente, lo que incluye la moderación de la capacidad planeada en Heathrow.

Los planes de capacidad de transporte de pasajeros actuales para el resto de 2022 son alrededor del 80% de la capacidad de 2019 en el segundo trimestre, un 85% de la capacidad en el tercer trimestre y un 90% de la capacidad en el cuarto trimestre, lo que se traduce en una capacidad en el conjunto del año que ronda el 80% de la cifra de 2019; además, la capacidad del Atlántico Norte se acercará a la capacidad total en el tercer trimestre.

Aumento del efectivo

El efectivo se situó en 8.184 millones de euros a 31 de marzo, lo que supone un incremento de 241 millones de euros con respecto al 31 de diciembre de 2021, y el capital circulante fue muy positivo gracias a las reservas de vuelos para el resto del año.

El efectivo se vio afectado por los plazos de las financiaciones de aeronaves frente a las entregas; así, la financiación de cinco aeronaves de Iberia que se entregaron y abonaron en el primer trimestre se dispondrá en el segundo trimestre.

NOTICIAS RELACIONADAS

Las líneas de financiación concedidas y no dispuestas para fines generales y aeronaves aumentaron hasta 4.176 millones de euros, de los cuales 200 millones de euros corresponden a una línea de crédito adicional concedida a Aer Lingus por el Ireland Strategic Investment Fund (ISIF), lo que sitúa la liquidez total en 12.360 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.