Hamilton cede ante la FIA y se quita sus piercings

Hamilton cede ante la FIA y se quita sus piercings

El piloto de Mercedes ya no luce sus habituales piercings en el GP de Gran Bretaña

En Silverstone expiraba el plazo que le concedió dirección de carrera para quitárselos

Lewis Hamilton ha acabado doblegándose ante la FIA para cumplir el reglamento que prohíbe el uso de joyas y relojes y otros en competición. El británico, que hasta ahora mantenía una actitud desafiante al respecto, llegó el jueves a Silverstone luciendo sus anillos, relojes y piercings habituales, pero sabiendo que en Gran Bretaña expiraba el plazo que le dio la federación para prescidir de ellos después de que Lewis asegurase que algunos de sus piercings estaban «literalmente soldados» a su piel. En los libres, el heptacampeón ya ha aparecido sin ellos.

En Miami, Dirección de Carrera se puso estricta con una normativa que no es nueva y llamó la atención a los pilotos por el uso de joyas, además de recordarles también debían llevar ropa interior ignífuga cuando estén al volante de sus monoplazas, puesto que en caso de accidente o incendio la seguridad se complica.

Vettel se paseó por el paddock con unos calzoncillos por fuera del mono de piloto y Hamilton dijo que llevaba corriendo con piercings y joyas desde 2007, por lo que no veía ninguna razón para cambiar. Llegó a aparecer en varias ruedas de prensa con una gran multitud de joyas y relojes colocados por todo el cuerpo en una especie de ‘desafío a las reglas’.

NOTICIAS RELACIONADAS

La FIA recordó que cualquier piloto que incumpla la norma recibiría una dura penalización económica, con multas desde 50.000 euros, hasta los 250.000 euros en caso de ser reincidente. De momento, ha surtido efecto la presión, ya que Hamilton ha cedido.