Extraño robo a un futbolista del Real Madrid en su casa alquilada en Ibiza

Extraño robo a un futbolista del Real Madrid en su casa alquilada en Ibiza

El futbolista uruguayo del Real Madrid, Fede Valverde, su esposa Mina Bonino y su pequeño hijo llegaron a Ibiza de vacaciones el pasado 25 de junio, donde alquilaron una vivienda.

Ayer viernes, cuando la familia ya estaba de regreso en Madrid, Bonino decidió contar en su perfil de Instagram el traumático suceso que vivieron en su primera noche de vacaciones en la isla.

Explica que cuando llegaron a la vivienda dejaron las maletas en el primer piso y se fueron a dormir, pero a la mañana siguiente, sobre todo ella, se despertó con un profundo malestar y con el estómago muy afectado. Al ir al salón vio sus maletas allí y pensó que alguien del servicio las habría bajado. Todo cobró sentido cuando fue a buscar su cartera para coger dinero e ir a la playa y se dio cuenta de que no estaba. Entonces empezó a atar cabos y descubrió que nadie de la casa había bajado sus maletas y le faltaba todo el efectivo que llevaban (unos 10.000 euros).

Extraño robo a un futbolista del Real Madrid en su casa alquilada en Ibiza. |

La teoría de Mina es que su marido y ella fueron drogados con algún tipo de aerosol, porque, asegura, tendría que haberse despertado simplemente con los ruidos de bajar las maletas por una escalera. De hecho, acudió el día siguiente a la clínica Nuestra Señora del Rosario para realizarse análisis con los que confirmar la sustancia que habrían utilizado presuntamente los ladrones para que no se despertasen.

La teoría de Mina Bonino sobre el robo. |

En sus publicaciones, la mujer de Valverde cree que otra posibilidad es que el chef que tenían en la vivienda les podría haber drogado con la cena o participado de alguna manera en el hurto ya que el cocinero disponía de la única llave de la casa con la que contaban en ese momento, porque al día siguiente ya no volvió a trabajar para ellos y, siempre según su percepción, el chef tuvo un comportamiento extraño.

La pareja decidió no denunciar porque no querían «hacer más lío, perder tiempo y porque ya habían sido varios los jugadores a los que habían robado en su casa de Ibiza», explica la propia Mina en una publicación.

NOTICIAS RELACIONADAS

Al día siguiente de este suceso se cambiaron de casa y lo que más «perturba» a Mina, más que el robo, es que unos desconocidos la hayan visto dormir desnuda.

About The Author