Eusebio Cáceres se acerca a Corgos y Mechaal, en otra final

Eusebio Cáceres se acerca a Corgos y Mechaal, en otra final

Expourense ha acogido en la matinal de este sábado una nueva jornada de los Campeonatos de España de atletismo que han coronado a Saleta Fernández en altura y a Eusebio Cáceres y a Fátima Diamé en salto de longitud a la espera de que concluya el heptatlón con Jorge Ureña como virtual campeón y con el cuatrocentista azulgrana Manuel Guijarro y su ‘marcón’ como protagonista (46.02, cuarto de la historia tras los ‘genios’ Óscar Husillos (sufrió para pasar a la final), David Canal y Cayetano Cornet.

Cáceres sigue dando pasos adelante hacia el Mundial de Belgrado y ha superado su mejor marca de la temporada con 7,97, si bien realizó al menos un salto nulo bastante por encima de los ocho metros.

De esta forma, un Cáceres que fue cuarto en los Juegos de Tokio se colgó su séptimo oro en pista cubierta y se sitúa a uno solo del mítico Antonio Corgos. Se le ve más rápido, pero aún puede dar un poco más en el vuelo el mejor saltador español de la década pasada.

Eusebio Cáceres, Héctor Santos y Jaime Guerra, en el podio | RFEA

El azulgrana Héctor Santos (discípulo de Iván Pedroso en el exitoso grupo de Guadalajara) también superó los ocho metros en un nulo, pero tuvo que conformarse con la plata (7,87, a 13 centímetros de su marca del año). Y el bronce fue para el campeón catalán Javier Guerra con 7,72. Fuera de concurso, el chino Huang saltó 7,90.

Menos historia tuvo la final femenina por la superioridad de Fátima Diamé, otra de las referentes de los saltos horizontales españoles que también ha sido reclutada por Pedroso al igual también que una Tessy Ebosele que es baja por lesión.

La valenciana conquistó su quinto título bajo techo y el tercero consecutivo con un mejor salto de 6,47 (ya tiene la mínima para Belgrado), seguida por Irati Mitxelena (6,37) y por Evelyn Yankey (6,20).

El otro oro matinal se lo ha colgado una recuperada (por fin) Saleta Fernández. La cántabra, apadrinada desde sus inicios por la genial excampeona olímpica Ruth Beitia, se acercó mucho a su marca personal con 1,85 en un nuevo éxito de un emblema de los entrenadores españoles como Ramón Torralbo.

Saleta Fernández dio un nuevo paso adelante | RFEA

Saleta intentó su mejor marca de siempre, pero hubo de conformarse con los referidos 1,85. La plata fue para una de las esperanzas de la necesitada altura española, la campeona sub’23 Una Stancev, de 19 años (1.83). Garazi Larrakoetxea fue bronce con 1,78.

Mechaal y Esther Guerrero-Marta Pérez…

Sin apenas crisparse, Adel Mechaal logró el billete para una final de 1.500 que se disputa este domingo, aunque antes tendrá el primer gran reto esta tarde con la final de las 15 vueltas a la pista.

El flamante poseedor del récord europeo de 3.000 se paseó para imponerse en la segunda serie con 3:47.37, aunque no lo tendrá nada fácil ante la gran imagen que mostrados otros referentes como Nacho Fontes, Saúl Ordóñez, un recuperado Kevin López e incluso Sergio Paniagua.

También está librada la batalla en un ‘milqui’ femenino lleno de estrellas en el que no fallaron las dos grandes favoritas. La catalana Esther Guerrero fue segunda en su semifinal (4:27.58) tras Irene Bonafonte y Marta Pérez ganó la suya (4:28.68), aunque… ojo también con la irreverente joven Águeda Muñoz (4:30.62 y primera en su serie).

Ureña, Hortelano, Maribel Pérez y el 400 femenino

Otra gran noticia fue la confirmación del regreso a la elite de Bruno Hortelano. El mediático y talentoso atleta nacido en tierras australianas llegaba con la mejor marca española del año en 400 metros (46.21) y se impuso en su serie con 47.11.

Sin embargo, la gran sensación fue el azulgrana Manuel Guijarro. El atleta del Barça mejoró la marca del año de Hortelano con mínima mundialista (46.02, cuarta española de siempre). También brillaron Iñaki Canal (46.23, quinto español de siempre) y el catalán Bernat Erta (47.01), quien relegó a la segunda plaza a un Óscar Husillos que entró con el último tiempo y saldrá en la final por la calle uno.

El azulgrana Manuel Guijarro hizo saltar la banca | RFEA

En féminas la batalla en la final está librada con tres estrellas que brillan por encima del resto. Una Laura Bueno que vuelve a sonreír tras su calvario con las lesiones ganó su serie con 53.76, la azulgrana Sara Gallego hizo lo propio (53.89) y la heptacampeona Aauri Lorena Bokesa (54.22) tendrá que salir por la calle cuatro en la final.

En la primera ronda de los 60 metros no hubo sorpresas salvo la descalificación por salida nula del blaugrana Arnau Monné. El gran favorito Sergio López (6.70), el emergente Bernat Canet (6.73) y Alberto Calero (6.77) estuvieron fuertes, con Mario López clasificado por una centésima (6.88).

Maribel Pérez es la vela que alumbra la velocidad española | RFEA

NOTICIAS RELACIONADAS

Menos historia parece tener la prueba femenina por la absoluta superioridad de Maribel Pérez tras borrar de las listas españolas el histórico récord de Sandra Myers, la ‘Española de Kansas’. La andaluza paró el crono en 7.38 y tendrá como rivales a Sonia Molina (7.40), a Elena Guiu (7.43) y a Ona Rossell (7.50).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.