El urogallo, el sisón y la alondra ricotí pasan a ser considerados «en peligro de extinción»

El urogallo, el sisón y la alondra ricotí pasan a ser considerados «en peligro de extinción»

Varias especies de flora y fauna, entre ellas tres aves -el urogallo (Tetrao urogallus), el sisón (Tetrax tetrax) y la alondra de Dupont o alondra ricotí (Chersophilus duponti)-, cambiarán su clasificación actual de «vulnerable» y pasarán a engrosar la de «en peligro de extinción», lo que pone de manifiesto la grave situación en que se hallan.

Así lo indica el proyecto de orden elaborado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) que modificará el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y al Catálogo Español de Especies Amenazadas.

En relación con el urogallo, se modifica el estatus previo de las dos poblaciones existentes en España, la cántabra y la pirenaica, que ahora pasarán a estar bajo la misma categoría de amenaza, ya que, de acuerdo con los datos del Libro rojo de las aves de España, apenas quedan unos 400 ejemplares, por lo que se encuentra «en riesgo máximo de desaparición».

El futuro del urogallo cantábrico (Tetrao urogallus cantabricus), ya declarado en peligro de extinción en 2018, se adivina “muy negro”, señala Nicolás López-Jiménez, doctor en biología, ecólogo y delegado de SEO/BirdLife en Asturias.“No hay solución, se extingue. La situación de la especie es terminal, aunque hay que seguir intentando salvarla hasta el final”, apunta Adrián Vigil, presidente de la Coordinadora Ornitológica de Asturias y guarda del medio natural del Principado.

Ejemplar de urogallo | LNE

El impacto de las actividades humanas, las infraestructuras, los incendios forestales y la fragmentación del hábitat son las principales causas del declive de la especie. Son factores que se añaden a la endogamia, la baja tasa de natalidad y la elevada mortalidad de los pollos, lo que provoca queno se cubran ya las muertes registradas cada año.

En cuanto a la alondra ricotí, sus poblaciones están experimentando «severas tendencias regresivas» por los cambios en el uso del suelo y el abandono de áreas agrícolas marginales.

Los resultados de un reciente estudio muestran un declive general del 41,4% desde 2004 hasta 2015, que se traduce en un declive anual promedio del 3,9% para el conjunto de la población española de alondra ricotí.

La situación es especialmente alarmante en Andalucía y Castilla y León, donde la especie experimenta un declive del 68,5% y el 58,4% en los últimos 10 años, lo que equivale a un descenso anual promedio del 10,9% y el 8,4%, respectivamente.

Por otra parte, la decadencia del sisón (Tetrax tetrax) es consecuencia todas las modificaciones que se han realizado en los pastizales, las siembras herbáceos de secano con sistemas agrarios intensivos e industriales. Muchas prácticas de la agricultura intensiva han traído consigo una enorme pérdida de sus hábitat. Al cambiarse lindes, setos naturales y herbazales silvestres de los campos de cultivos e implantarse enormes llanuras sin ningún tipo de biodiversidad, esta especie ve eliminado su entorno natural.

Ejemplar de sisón | Pinterest

También cambiará la consideración de dos plantas, la esparraguera del Mar Menor (Aparagus macrorhizus) y la Androsela riojana (Androsace rioxana) que pasan igualmente a ser consideradas «en peligro de extinción», mientras que un reptil, el galápago europeo (Emys orbicularis), adquirirá la categoría de «vulnerable».

La misma orden aprovechará para cambiar otro anexo, el del Real Decreto 630/2013, con el fin de incluir en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras una planta, el mioporo (Myoporum laetum), y varios animales invertebrados: el picudo de las palmeras (Diocalandra frumenti), la hormiga roja de fuego (Solenopsis invicta), la hormiga faraón (Monomorium pharaonis) y la hormiga loca (Nylanderia jaegerskioeldi).

Esta modificación también señalará y añadirá como especies invasoras a varios vertebrados: el pez Paramisgurnus dabryanus y todas las mangostas y suricatos de la familia Herpestidae a excepción del meloncillo (Herpestes ichneumon).

Hormiga roja de fuego | elp.tamu.ed

La orden recuerda que tanto el Listado y el Catálogo de especies amenazadas como el Catálogo de especies invasoras son «herramientas dinámicas sujetas a actualización permanente» que depende de las propuestas recibidas por diversas instituciones.

Así, los cambios en la lista de especies amenazadas han sido a sugerencia de la Comunidad Autónoma de La Rioja, la Universidad Autónoma de Madrid, la Universidad de Valencia, la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos, la Asociación Herpetológica Española, la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono de Cartagena y la Sociedad Española de Ornitología.

Para la ampliación de la lista de invasoras, las recomendaciones las han remitido las comunidades autónomas de Baleares, Canarias y Cataluña, además de la Asociación Ibérica de Mirmecología.

La tramitación de las distintas propuestas ha recibido la aprobación de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad.

…..

NOTICIAS RELACIONADAS

Contacto de la sección de Medio Ambiente: crisisclimatica@prensaiberica.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.