El rompecabezas de Michel en la defensa

El rompecabezas de Michel en la defensa

Jugar con el sistema de tres centrales y dos carrileros ha dado mucho de frutos en el Girona desde que Míchel lo instauró. El equipo reaccionó a partir de noviembre y, a costa de buenos resultados, ha escalado hasta posiciones de play-off de ascenso. Ahora bien, mañana, el técnico madrileño tendrá que hacer un invento porque Bernardo está sancionado por acumulación de tarjetas.

La baja del colombiano deja el Girona con solo dos centrales puros y abre un abanico de posibilidades que van desde recurrir a Monjonell o Farrés del filial, a cambiar de sistema, pasando por el recurso de Juncà o incluso Víctor Sánchez. Otra y, quizás la más fiable, depende del estado físico de Valery. Si el de l’Escala estuviera en condiciones de ser titular sería el carrilero y esto haría que Arnau pasara a la derecha.

Por el hecho de no tener profundidad de plantilla en esta posición, la baja de Bernardo, o de cualquier otro central, trastoca la idea del técnico. La última, y única, vez que se ha encontrado en esta situación fue en Eibar a raíz de la sanción a Juanpe. Aquel día, Míchel optó para situar Juncà de central izquierdista. La solución no es que funcionara mucho bien porque lo Girona sufrió mucho por la banda de Juncà que acabó expulsado y el equipo perdió 4-2.

NOTICIAS RELACIONADAS

Jugársela con Farrés o Monjonell puede ser otra alternativa. Los jóvenes del filial han cumplido con nota cuando se los ha necesitado y, además, Míchel ha demostrado que no tiene ninguna manía para jugársela con los jóvenes. La vía de Víctor Sánchez, que podría adaptarse a la posición de central derecho, dependerá del estado físico del jugador. El vallesano fue baja a Leganés por culpa de unos problemas musculares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.