El primer quebrantahuesos nacido libre en Andalucía hace su nido

El primer quebrantahuesos nacido libre en Andalucía hace su nido

Buenas noticias para el quebrantahuesos en Andalucía, donde esta especie sigue recuperándose desde su desaparición en 1986. El plan desplegado desde hace años por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible sigue dando sus frutos. Esperanza, la primera cría de quebrantahuesos nacida en libertad desde la puesta en marcha del programa de reintroducción de esta especie en Andalucía, ha construido su primer nido en las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

“Pese a que es prematuro aventurar si al final se iniciará la puesta de huevos en dicho nido, se trata de un importante hallazgo y constituye un hito por ser la primera vez en que un ave nacida libre se incorpora a la población reproductora desde que el quebrantahuesos se extinguió en Andalucía”, ha afirmado la Junta en un comunicado.

Esperanza, en pleno vuelo | Junta de Andalucía

La consejera Carmen Crespo se ha congratulado por la consecución de este «nuevo logro, por su gran significado para la biodiversidad de nuestra comunidad». Este ejemplar nacido en libertad se suma a los que vuelan en Andalucía tras ser criados en cautividad.

Nacida en febrero de 2015 de una joven pareja de quebrantahuesos criada en cautividad, formada por un macho nacido en 2006 y una hembra de 2010, Esperanza fue la primera puesta en libertad en estos parajes naturales, lo que resultaba un importante avance para su conservación después de cincuenta años sin quebrantahuesos en los cielos de Andalucía.

Su madre contaba con tan solo cuatro años y medio de edad cuando realizó la puesta, siendo lo habitual que lo hagan con una edad de nueve y diez años. Entonces se pensó en las escasas posibilidades de éxito de este primer intento de reproducción en libertad.

Pese a ello, cuando el equipo de escaladores accedió al nido, ubicado en un difícil cortado rocoso, localizó el pollo, el cual extrajo para realizar un examen físico y proceder a su marcaje con emisor satélite y anillas para su posterior identificación individual y seguimiento por parte de los técnicos.

Un técnico accede hasta Esperanza | Junta de Andalucía

Sin embargo, por una avería del emisor, su localización pasó a ser un enigma durante años, llegando incluso a pensar que podría haber muerto. Así fue hasta que en febrero de 2019 fue localizada tras haber deambulado por varias cadenas montañosas españolas.

Desde esta fecha, y una vez ha podido ser nuevamente controlada en sus movimientos, se asentó definitivamente en Andalucía, donde ha permanecido con otros dos ejemplares de su especie, Miguel y Nerpio, localizándose los tres quebrantahuesos juntos desde entonces en el territorio. Los tríos reproductores en esta especie son habituales.

A mediados del pasado mes de enero de 2022, el equipo de seguimiento de esta especie adscrito al Plan de Recuperación y Conservación de Aves Necrófagas de Andalucía, dependiente de la Dirección General de Medio Natural, Biodiversidad y Espacios Protegidos, localizaba a Esperanza, Miguel y Nerpio construyendo su nido en el séptimo año de vida de la hembra.

Este importante hallazgo constituye un nuevo éxito del programa. «Avanzamos en la dirección deseada. Por primera vez desde que el quebrantahuesos se extinguió en Andalucía, un ave nacida libre se incorpora a la población reproductora«, ha subrayado la consejera.

Este 2022 ya era histórico por el número de puestas de quebrantahuesos en el centro de cría Guadalentín, con un total de 16 huevos. Un récord que hace más factible superar los 10 pollos nacidos en cautividad en Jaén el año pasado.

Imagen del pollo Esperanza | Junta de Andalucía

Respecto al importante número de puestas de 2022 de esta especie, la consejera Carmen Crespo puso en valor el «gran trabajo que realizan los técnicos del Gobierno andaluz para garantizar la recuperación de un ave que está seriamente amenazada pero que, gracias al esfuerzo de estos profesionales, podrá volver a surcar el cielo andaluz y habitar en nuestras bellísimas zonas naturales».

El quebrantahuesos estuvo a punto de convertirse en leyenda de los cielos andaluces en el año 1986 cuando despareció el último ejemplar de esta especie que sobrevivía a duras penas en el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas y en el de la Sierra del Castril.

A partir de entonces, el equipo liderado por Rafael Arenas, ex jefe de servicio en la Consejería de Medio Ambiente, ideó y desarrollo un plan para devolver a esta ave necrófaga a su hábitat andaluz. El punto de inflexión para lograr la recuperación del quebrantahuesos en Andalucía fue la creación del centro de cría en cautividad Guadalentín, que se ha convertido en un referente mundial en la preservación de esta especie amenazada.

Desde su apertura en 1996, en Guadalentín han nacido y sobrevivido más de cien pollos de quebrantahuesos. El primer ejemplar que rompió el cascarón en este complejo lo hizo hace 20 años, concretamente, en febrero de 2002. El centro, ubicado a 1.300 metros de altitud, está gestionado por Vulture Conservation Foundation, la única organización titular del programa internacional que contempla la cría en cautividad y la reintroducción de esta especie altamente amenazada.

NOTICIAS RELACIONADAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.