El Gran Parque Central estalló con Luis Suárez pero no apagó al ‘dragón’ brasileño

El Gran Parque Central estalló con Luis Suárez pero no apagó al ‘dragón’ brasileño

El delantero exblaugrana saltó al campo en el minuto 75 y desató la locura, pero Nacional no pudo vencer

Nacional de Montevideo vuelve a estar bajo la atenta mirada del planeta fútbol con Suárez en sus filas

Tras sesenta minutos sin cesar de alentar, los aficionados del Nacional no aguantaron más y comenzaron a pedir a gritos su deseo: ‘Lucho, Lucho’.

En el minuto 75 ocurrió el tan ansiado momento y Luis Suárez volvió a pisar el césped del Gran Parque Central en su segundo debut con la camiseta del Bolso, frente al Dragón brasileño, Atlético Goianiense, en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Sudamericana.

Con 34.000 localidades vendidas, el estadio local lucía lleno hasta la bandera. Nadie de la autodenominada “primer(a) hinchada del mundo” quiso perderse el regreso de ‘el Pistolero’ al césped que lo vio crecer y al que ahora regresa tras 16 años en Europa.

«Con el corazón en los championes (las botas)», así auguró un relator de radio local que debía darse el segundo tiempo para el equipo local que perdía desde el minuto 23 con un gol de cabeza de Luiz Fernando.

El Nacional lo intentó, pero no consiguió definir y anotar un tanto que dejase la puerta un poco más abierta con vistas al partido de vuelta que se jugará el próximo martes en Goiania.

Suárez salió decidido a todo y, si bien cumplió el pedido del comentarista deportivo y jugó con el amor a su equipo a flor de piel, apenas pudo tocar el esférico y acusó la falta de tiempo compartido con sus nuevos compañeros de equipo.

Enfundado en la 9 que le cedió el argentino Emmanuel Gigliotti, quien hasta este domingo utilizó ese dorsal, la nueva estrella no pudo regalar a los aficionados una actuación a la altura de las expectativas.

Después de que Suárez anunciase su regreso a Nacional la semana pasada el equipo brasileño contra el que este martes Suárez jugó su primer partido mostró su “susto” por Twitter con un irónico “¿Es broma?” ante la esperada noticia.

Para Nacional, la campaña #SuárezANacional fue una novela de amor con final feliz, que pasó de Twitter a las tribunas del estadio Gran Parque Central y se extendió hasta el campo de juego. Una historia en la que participaron deportistas, científicos y políticos.

La movida llegó a más de 50 millones de cuentas en 35 países.

La etiqueta, ahora transformada en #SuárezEnNacional, es la que le hizo saber al delantero que todos querían verlo de nuevo en el primer equipo que jugó antes de llevar su talento a Europa.

«Estoy acá por ustedes. En ningún otro lado iba a ser tan feliz. Vine acá porque quiero ganar«, expresó el atacante hace poco más de 48 horas en el centro del campo tras su llegada directa del aeropuerto de Carrasco al estadio donde hoy jugó sus primeros minutos de esta nueva etapa tricolor.

«Vine acá porque quiero ganar. Ganar significa pelear por todos los torneos. Estamos en un equipo grande y estoy convencido que si hacemos las cosas bien podemos conseguir los títulos que nos quedan de acá en adelante», concluyó Suárez, que de esa forma dejó claro que quiere el Campeonato Uruguayo y la Copa Sudamericana.

El Gran Parque Central, primer estadio mundialista en aquella edición de Uruguay 1930, es la misma cancha donde un jovencísimo Luis Suárez convirtió su primer gol como profesional.

Sobre la línea, después de un rebote, con un disparo de pierna derecha, el goleador marcó el último tanto en la goleada por 5-0 del Nacional sobre el Paysandú por el Campeonato Uruguayo. Corría el mes de septiembre de 2005. Tenía 18 años.

El tricolor fue el equipo de ‘el Pistolero’ entre 2005 y 2006, año en que empezó su periplo europeo, que le llevó a los neerlandeses Groningen y Ajax, al inglés Liverpool y a los españoles Barcelona y Atlético de Madrid.

Por si faltaban ingredientes a la receta del segundo debut de Lucho en Montevideo, se agregó la presencia en las gradas del exfutbolista argentino Sergio ‘Kun’ Agüero, amigo del uruguayo, quien declaró en redes sociales: «Tengo muchos amigos hinchas de Peñarol, pero a partir de ahora voy a hinchar por Luisito Suárez».

«Vinimos a ver a Nacional, no El Nacional, sino (sic) Luisito Suárez se me enoja», escribió.

NOTICIAS RELACIONADAS

Con sabor agridulce para la afición local, la vuelta de Suárez no terminó en victoria pero la ilusión depositada en ‘el Pistolero’ hace que la afición tricolor siga soñando con la remontada en los cuartos de final de la Sudamericana y también con el torneo local.