El ciclo del agua en la Tierra primitiva determinó la formación de los continentes

El ciclo del agua en la Tierra primitiva determinó la formación de los continentes

Fue vital el almacenamiento y distribución del agua a través de la corteza terrestre y el subsuelo

Un nuevo estudio descubrió que el agua se transportó mucho más profundo en la Tierra primitiva de lo que se pensaba anteriormente, arrojando nueva luz sobre cómo se formaron originalmente los continentes. 

Investigadores de la Universidad Curtin, en Australia, han comprobado que el ciclo del agua en los inicios de la Tierra incluyó su transporte a mayor profundidad de la que se pensaba hasta hoy. Este hecho, junto a las características de su distribución y almacenamiento, habrían influenciado notablemente la forma en que se configuraron los continentes. 

Según establecen los científicos en su nuevo estudio, publicado recientemente en Earth and Planetary Science Letters, la forma en que el agua se almacena y transporta a través de la corteza terrestre y el subsuelo influye en múltiples fenómenos, desde dónde se forman los volcanes y los depósitos minerales hasta dónde ocurren los terremotos.

El viaje del agua

De acuerdo a una nota de prensa, esos movimientos habrían sido cruciales en la formación de los continentes en los inicios del planeta. Los especialistas remarcaron que las rocas ultramáficas hidratadas proporcionaron una fuente clave de agua en la corteza profunda y el manto superior en la Tierra primitiva. Vale recordar que las rocas ultramáficas están integradas en más de un 90% por minerales básicos. Precisamente, se considera que actualmente el manto terrestre es un compuesto de rocas ultramáficas.

Los investigadores australianos sostienen en el estudio que el agua fue un ingrediente esencial en la transformación de rocas primitivas derivadas del manto terrestre en una posterior corteza continental flotante. Este proceso impulsó luego la diferenciación irreversible de la litosfera de la Tierra y la formación de los continentes en su estado primigenio, que luego registraron diversos cambios hasta llegar a su conformación actual. 

Estudio previos habían sugerido que el agua fue transportada a grandes profundidades dentro de la Tierra desde hace 3.500 millones de años, aunque no se conocía exactamente cómo llegó hasta el interior de la Tierra primitiva. Los científicos utilizaron modelos sofisticados para demostrar que las rocas ultramáficas, provenientes de áreas volcánicas primitivas con alto contenido de magnesio y que entraron en erupción en el fondo del océano en los inicios de la historia del planeta, habrían absorbido mucha más agua de mar que las lavas más modernas.

Agua y oro en la Tierra primitiva

El agua, encerrada en cristales particulares dentro de las rocas, habría sido liberada cuando las rocas fueron enterradas y comenzaron a “sudar” y despedir líquido. En las lavas modernas, esta “transpiración” de las rocas ocurre a una temperatura de unos 500 grados Celsius. 

Los hallazgos del equipo de científicos, dirigido por el Dr. Michael Hartnady, indican que gran parte del agua de mar inicialmente unida dentro de las antiguas lavas primitivas se habría liberado a temperaturas mucho más elevadas, superiores a los 700 grados Celsius.

Este dato indicaría de forma concluyente que en la Tierra primitiva el agua fue transportada a niveles mucho más profundos de lo que se pensaba hasta el momento. Su liberación habría provocado el derretimiento de las rocas circundantes, para finalmente formar los continentes. Según los especialistas, este descubrimiento ayuda a explicar la dinámica del funcionamiento interno del planeta desde hace más de 2.500 millones de años.

En el mismo sentido, destacaron que las partes más antiguas de los continentes, denominadas cratones, contienen algunos de los depósitos de oro más grandes de la Tierra. Dichos depósitos requirieron grandes volúmenes de agua para formarse: hasta hoy no existía una buena explicación de su procedencia. 

Gracias a la nueva investigación, Hartnady y su equipo creen que tanto esta como otras preguntas relacionadas con el pasado más lejano de nuestro planeta podrán comenzar a encontrar una respuesta, hasta incluso aquellas relacionadas con los orígenes de la vida en la Tierra.

Referencia

NOTICIAS RELACIONADAS

Fluid processes in the early Earth and the growth of continents. Michael I.H. Hartnady et al. Earth and Planetary Science Letters (2022). DOI:https://doi.org/10.1016/j.epsl.2022.117695