El Cádiz da un paso de gigante para la salvación

El Cádiz y el Nuevo Mirandilla siguen soñando con la permanencia, ahora más cerca que nunca. El giro de Sergio al equipo le ha permitido al conjunto amarillo seguir creyendo, y el equipo ha dado un golpe sobre la mesa con una de esas victorias que pueden valer su peso en oro. A falta de tres jornadas para el final, el Cádiz saca tres puntos al descenso.

FICHA TÉCNICA

CAD

ELC

Cádiz

Ledesma; Akapo (Sobrino, 73′), Luis Hernández, Fali (Alarcon, 65′), Espino, Alejo, José Mari (Chust, 65′), Álex Fernández, Idrissi, Negredo (Lozano, 86′), Lucas Pérez (Carcelén, 86′).

Elche

Badía; Josan (Fidel, 63′), Barragán, Bigas, Palacios, Guti (Marcone, 81′), Mascarell, Gumbau, Kike (Piatti, 81′), Carrillo (Ponce, 63′), Milla (Tete Morente, 59′).

Goles

1-0 M. 80 Negredo. 2-0 M. 83 Rubén Sobrino. 3-0 M.93 Lozano.

Árbitro

Hernández Hernández. T.A: Luis Hernández (20′) / T.R: Ponce (66′).

Estadio

Nuevo Mirandilla.

Con un ojo también puesto a Balaídos, con la derrota del Alavés para todavía poner más importancia en el resultado, el Cádiz salió al campo decidido a hacer los deberes, ante un Elche que ya lo hizo en las jornadas anteriores.

Solo pasaban seis minutos de partido cuando Fali reclamó penalti por una caída dentro del área. El encuentro empezó dinámico, pero con pocas ocasiones. No fue hasta la media hora de juego cuando Badía le negó el gol a Negredo, con una buena intervención. Contestó rápido el Elche, mediante a Gumbau, pero su trallazo consiguió rechazarlo brillantemente Ledesma.

La salida tras vestuarios demostró que el Cádiz quería el triunfo, acumulando ocasiones para ponerse por delante. Eso sí, en sendas oportunidades Badía le ganó la partida a Alejo, que cuajó un gran partido aunque se quedó sin marcar.

Parecía que los nervios podían apoderarse del conjunto amarillo, pero la expulsión de Ponce ayudó a animar a la parroquia local. El ‘Pacha’ pudo marcar poco después, pero Badía seguía sosteniendo a su equipo.

Entraba el partido en el tramo final sin todavía vencedor, hasta que Negredo cazó un balón, con la testa, en el interior del área y aprovechó el resbalón de Badía para enviar el balón al fondo de las mallas. El Nuevo Mirandilla rugía con el tanto del ‘Tiburón’.

A renglón seguido, sin tiempo todavía para recuperarse del golpe anímico, el Elche encajó el segundo. Un balón en profundidad en el que Badía se quedó a media salida, lo aprovechó Rubén Sobrino para batir al portero con un toque sutil de cabeza y rematar a portería vacía.

NOTICIAS RELACIONADAS

La fiesta no terminó con el segundo, con el equipo llevado en bolandas por su afición. Lozano aprovechó en el descuento para trazar un desmarque y quedarse ante Badía, definiendo al palo largo. Trabajo hecho, y paso de gigante por la salvación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.