El Barça aprende a fichar

El Barça aprende a fichar

Ha incorporado a cinco jugadores de nivel, valorados en 289 millones de euros, por 143 fijos más 17 en variables

Contrasta con los casi 300 millones gastados en la temporada 2019-20 o los 380 del curso 2017-18

Tras quedar en blanco la temporada pasada, Joan Laporta decidió que se habían acabado las temporadas de transición. El Barça debía volver a ganar y situarse de nuevo entre los mejores equipos del mundo. Xavi, además, le pedía una plantilla competitiva, con todas las posiciones dobladas con jugadores de categoría. Así es que la dirección deportiva que lideran Mateu Alemany y Jordi Cruyff recibió el encargo de construir una plantilla ganadora. Y los resultados están ahí.

El Barça, que todavía hará más fichajes, ha incorporado ya a cinco futbolistas de nivel: Andreas Christensen, Frank Kessié, Raphinha, Robert Lewandowski y Jules Koundé. Y lo ha hecho a un precio acorde con la calidad de los futbolistas, sin pagar cantidades desorbitadas como en temporadas anteriores. Ha aprendido a fichar el Barça con esta nueva estructura como lo demuestran los números. Por los cinco jugadores citados, valorados según Transfermarkt en más de 289 millones de euros, el club blaugrana pagará 153 millones de euros fijos más 17 en variables. Nada que ver con los 105 millones fijos más 40 en variables pagados en su día al Borussia Dortmund por Dembélé, los 140 millones más variables que se llevó el Liverpool por Coutinho o los 120 millones de la cláusula de rescisión de Griezmann que pagó el Barça por el francés al Atlético de Madrid. Un cambio radical.

Para ser conscientes del cambio radical, solo hay que remontarse a lo gastado por el Barça en anteriores temporadas. En la pasada, ya con esta estructura y en un contexto de crisis profunda, se lanzó al mercado de jugadores libres o cedidos, incorporando a Memphis, Agüero, Luuk de Jong, Eric Garcia y Aubameyang. Pagó 55 millones de euros por Ferran Torres y 14 por Emerson, que acabó traspasado semanas más tarde.

El giro se aprecia en el dinero gastado en fichajes por la anterior directiva. En la temporada 2020-21, se gastaron 112 millones de euros en la contratación de Pjanic, Dest y Trincao, futbolistas que no han rendido como se esperaba en aquel momento. En el curso anterior, el 2019-20, justo antes de la pandemia del coronavirus, el Barça gastó casi 300 millones de euros en fichajes. Llegaron Griezmann, Frenkie de Jong, Neto, Junior Firpo, Matheus Fernandes, Pedri y Braithwaite. De todos ellos, solo Pedri apunta a estar en la plantilla de este curso, pues Griezmann, Matheus y Junior Firpo ya salieron, Neto y Braithwaite han sido descartados por Xavi y Frenkie de Jong está en el mercado. 140 millones de euros se gastaron en el verano de la temporada 2018-19 en cuatro jugadores: Arthur, Arturo Vidal, Malcom y Lenglet. Ya ninguno de ellos está en el Barça.

LA MARCHA DE NEYMAR

NOTICIAS RELACIONADAS

Y el gran despilfarro llegó en la temporada 2017-18 después de la marcha de Neymar al PSG por 222 millones de euros. El Barça llegó a gastarse durante ese curso en fichajes más de 380 millones de euros. Además de los mencionados Coutinho y Dembélé, llegaron Paulinho, Semedo, Yerry Mina y Marlon. Su rendimiento está ahí.