El análisis: Leclerc y Ferrari resucitan el campeonato

El análisis: Leclerc y Ferrari resucitan el campeonato

El francés ha conseguido su tercera victoria de la temporada en una carrera marcada por la elevada degradación de los neumáticos

Carlos Sainz tuvo que abandonar cuando luchaba con Max Verstappen por la segunda plaza, evidenciando la poca fiabilidad de los Ferrari

Después de cinco grandes premios difíciles, repletos de dificultades, Charles Leclerc se ha impuesto en el GP de Austria con autoridad y cierto misterio por un fallo en el pedal del acelerador en las últimas vueltas. El monegasco se ha recolocado en la lucha por el campeonato, aunque el KO de Carlos Sainz cuando luchaba con Max Verstappen por la segunda plaza ha evidenciado que Ferrari no acaba de resolver sus problemas de fiabilidad. La tercera posición ha sido para Lewis Hamilton, que ha sumado su tercer podio consecutivo.

LECLERC VUELVE A COGER LA BATUTA

El arranque de temporada de Charles Leclerc fue espectacular, ganando dos de las tres primeras carreras y sumando cinco podios consecutivos, pero esa llama se apagó desde la carrera de Barcelona. El monegasco, impotente para contener el vendaval Verstappen, más por deficiencias del coche o errores de gestión del equipo que por sus limitaciones, ha tardadoseis carreras no solo en volver al podio sino también en ganar y en Austria, territorio de Max y Red Bull, pulverizó los pronósticos para conseguir una victoria que le resucita y le da aire en su carrera hacia el título. El piloto de Ferrari pasó tres veces a su rival en pista, mostrando un ritmo muy superior y dejando claro que su monoplaza era el que mejor trataba los neumáticos. Max, pese a salir derrotado, podía estar contento, ya que el abandono de Carlos Sainz cuando rompió el motor en la vuelta 57 y le estaba dando caza, le otorgó unos puntos extra con los que ya no contaba.

LA DEGRADACIÓN FUE DECISIVA

La degradación de los neumáticos, que es uno de los puntos fuerte de Red Bull, jugó esta vez en su contra y dejó a Verstappen a merced de los pilotos de Ferrari. La degradación en Spielberg fue mucho más alta de lo esperado, especialmente en cuanto a los neumáticos traseros, y ello marcó las diferencias. Max se impuso el sábado en la carrera al sprint, pero la lluvia que cayó la madrugada del domingo cambió las condiciones de la pista y al campeón las ruedas no le duraban nada, prácticamente dos o tres vueltas. De hecho, los pronósticos apuntaban que se cubriría el gran premio con una parada y realizaron tres. En el trazado austríaco se evidenció que los circuitos en los que la degradación afectan a las ruedas traseras tanto Ferrari como Mercedes se desenvuelven mejor, mientras que cuando afecta a los neumáticos delanteros es el Red Bull quien es más efectivo.

SAINZ SE LLEVA UN ‘PALO’

NOTICIAS RELACIONADAS

Después de la enorme victoria de Silverstone y el excelente rendimiento que tuvo este fin de semana en Austria, no acabar la carrera por un fallo mecánico fue un auténtico ‘palo’ para Carlos Sainz, que se hizo acreedor de mucho más. Se le ha escapado otra vez un buen botín depuntos en una temporada en la que por sus prestaciones y rendimiento podría estar luchando por el campeonato. Es cierto que él también ha fallado en algunas carreras, pero también que el equipo por errores de gestión y, sobre todo, por la falta de fiabilidad del monoplaza le ha impedido brillar como se ha merecido. Son ya cuatro los abandonos en once carreras, demasiados a mí entender, y ver como se le escapa la segunda posición da rabia. El KO de Sainz contrastaba con la sexta plaza de Mick Schumacher, su mejor resultado en F1 y la segunda carrera consecutiva que el joven piloto alemán entra en los puntos.

About The Author