El 80% de las personas no binarias ha sufrido discriminación en su propia familia

El 80% de las personas no binarias ha sufrido discriminación en su propia familia

El 95% de ellas tiene menos de 35 años y un 75% tenía entre 15 y 25 años cuando encontró la primera etiqueta relativa al género

El 80% de las personas no binarias -aquellas que no se identifican ni como hombres ni como mujeres- se ha sentido discriminada en su entorno familiar y la mayoría de ellos identifica los entornos educativos, sanitarios y laborales como los más hostiles.

Así lo pone de manifiesto el ‘Estudio sobre las necesidades y demandas de las personas no binarias en España’, coordinado por la Dirección General de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI del Ministerio de Igualdad y presentado este jueves con motivo del Día de la visibilidad de las personas no binarias.

Este estudio, el primero que se realiza sobre las personas no binarias en España, refleja las numerosas dificultades que enfrenta este colectivo y que pasan, en buena medida, por el desconocimiento de su realidad.

Así, esta encuesta a 2.000 personas refleja cómo esa incomprensión empieza por la propia familia, ámbito en el que sólo el 19% de los encuestados asegura haber encontrado apoyo y comprensión, y se extiende también al entorno académico, sanitario y laboral.

En concreto, un 55% de las personas encuestadas ha rechazado o pospuesto acudir a servicios sanitarios, el 65% ha experimentado discriminación en el acceso a espacios públicos y un 80% en las relaciones o actividades familiares.

Este informe realiza un mapa de la realidad de las personas no binarias y revela que el 95% de ellas tiene menos de 35 años y un 75% declara que tenía entre 15 y 25 años cuando encontró la primera etiqueta relativa al género no binario.

Entre las dificultades que encuentran, está la falta de referentes fuera de los entornos específicamente no binarios y de las personas que quiebran las normas binarias de género.

NOTICIAS RELACIONADAS

Y frente a la hostilidad que la mayoría de ellos sufre en el contexto familiar, los grupos de amistades, los grupos de iguales y el contexto digital, son los que más les ayudan para la transición o evolución en el género.