Dos hermanas acusan a su padre de violarlas «a diario» durante más de un año en Palma

Dos hermanas acusan a su padre de violarlas «a diario» durante más de un año en Palma

«Me dijo que era un hombre que tenía necesidades que satisfacer», ha explicado una de las chicas – La fiscalía reclama 36 años de prisión para el acusado, que ha negado los hechos durante el juicio

La Audiencia Provincial juzga hoy a un hombre acusado de violar varias veces a sus dos hijas menores, de 14 y 15 años, en Campos (Palma de Mallorca). La fiscalía reclama una condena de 36 años de cárcel para el procesado por dos delitos continuados de agresión sexual. Las dos hermanas han asegurado en sus declaraciones que el hombre las violaba «a diario». El sospechoso ha negado todas las acusaciones durante la vista oral. «Yo a mis hijas las adoro», ha asegurado el hombre.

La fiscalía sostiene que al menos entre marzo de 2016 y julio de 2017 el acusado se metió en numerosas ocasiones en los dormitorios de sus dos hijas para forzarlas a mantener relaciones sexuales. Además, amenazaba a las adolescentes para que no contaran nada, diciéndoles que si lo hacían acabarían en centros de acogida. Las violaciones se sucedieron prácticamente a diario, según el relato del ministerio público.

Las dos jóvenes han ratificado ante el tribunal que las agresiones sexuales se sucedieron «a diario» durante varios meses. Una de ellas ha explicado que llegó a poner muebles tras la puerta para evitar que su padre entrara por las noches, pero que este se colaba por una ventana. «Me dijo que era un hombre que tenía necesidades que satisfacer», ha afirmado una de las chicas.

El acusado ha negado tajantemente todas las acusaciones durante el juicio, que se celebra en la sección primera de la Audiencia Provincial. «Imposible, son mis hijas», ha asegurado cuando la fiscal le ha preguntado si violó a las menores. «Yo no soy borracho ni drogadicto. Yo a mis hijas las adoro. Nunca las amedrenté», ha afirmado.

NOTICIAS RELACIONADAS

El hombre ha atribuido la denuncia contra él a una conspiración familiar, en la que ha implicado a la madre de las víctimas, a su propio hermano y a su excuñada.