Detenido un criador de caballos de Valencia por matar de una paliza a un empleado

Detenido un criador de caballos de Valencia por matar de una paliza a un empleado

Agentes del grupo de Homicidios de la Policía Nacional de Valencia han detenido a un criador de caballos de Torrent de 58 años acusado de haber causado la muerte a un trabajador suyo a quien abandonó agonizante a las puertas del Hospital General de Valencia tras presuntamente haberle propinado una brutal paliza, según informó ayer la Jefatura Superior de Policía de Valencia. Al parecer, ese día le habría agredido y golpeado en la cabeza con un grifo de cuya rotura le acusaba.

Según habrían revelado las investigaciones desarrolladas en los últimos seis meses, los golpes y el maltrato eran habituales, tanto al fallecido como a otro trabajador, a quienes, según afirma la Policía en el atestado ya entregado al juez de Instrucción número 3 de Torrent, ni siquiera pagaba el salario desde hacía varios años.

Los agentes también han constatado durante la investigación que ambos vivían en el criadero de caballos en un régimen de cuasi esclavitud, en condiciones infrahumanas.

El grupo de Homicidios asumió la investigación después de que el Hospital General emitiera un parte judicial por el abandono, a las puertas del centro, de un hombre malherido, con el cuerpo cubierto de golpes y magulladuras, que falleció minutos después, posiblemente a causa de una parada cardiorrespiratoria.

Gracias a la grabación de las cámaras de seguridad del hospital, los agentes pudieron identificar el vehículo del sospechoso, a partir del modelo y del color. Con esos datos, llegaron hasta el dueño del vehículo, un empresario de Torrent de 58 años, dueño de un criadero de caballos en la llamada Finca Santonja, muy cerca de la urbanización Monte Real.

Al parecer, el sospechoso habría dejado en el hospital a su trabajador diciendo que había sufrido un accidente laboral, pero los forenses determinaron que las lesiones no eran en absoluto fortuitas. De hecho, concluyeron que los golpes habrían sido producidos con un objeto contundente y con bordes afilados y que la muerte le habría sobrevenido como consecuencia de un infarto provocado por esos golpes previos.

Tras una laboriosa investigación, los agentes detuvieron a principios de esta semana al presunto homicida, que pasó a disposición del juez de Instrucción número 3 de Torrent el pasado viernes. El magistrado, a solicitud del fiscal, decretó el ingreso en prisión del acusado.

NOTICIAS RELACIONADAS

Durante el registro llevado a cabo esta semana en el criadero de caballos de competición, los especialistas del grupo de Homicidios encontraron objetos personales de la víctima, «algunos de ellos de gran valor económico», informó ayer la Policía, lo que prueba que llevaba años residiendo en ese lugar. Además, localizaron, seis meses después, el grifo con el que lo golpeó casi hasta la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.