De nada sirve el dominio sin pegada

De nada sirve el dominio sin pegada

España no está sabiendo arrancar bien los partidos en la Eurocopa

La ‘Roja’ tuvo que ir a remolque

España no está sabiendo arrancar bien los partidos en la Eurocopa y eso no siempre se puede arreglar a posteriori como pasó ante Finlandia. Un error temprano en la salida de balón de Sandra Paños hizo que Buhl pusiera el 0-1 en el marcador en el minuto 4 y a partir de ahí la ‘Roja’ tuvo que ir a remolque.

Las jugadoras de la selección subieron de intensidad, hicieron una presión tras pérdida mucho más rápida y eso provocó que en un desajuste de la defensa alemana, tras una asistencia entre líneas de Patri Guijarro, Lucia García quedará sola en un mano a mano con la portera. ¿El problema? Que España perdonó lo que no había fallado Alemania poco antes.

Pasaban los minutos y España conseguía tener más calma con balón. Mediante basculaciones rápidas buscando la banda de Gwinn, se podían encontrar ataques prometedores, pero al llegar a portería no se generaba peligro, siendo este el punto débil de España y el que más tiene que mejorar. Por mucho que Mariona, la más incisiva de España, trenzara jugadas entre líneas, y filtrara pases o se intentaran golpeos de fuera del área, no se ponía en apuros a Frohms. 

A Alemania, en cambio, le costó muy poco de nuevo volver a golpear. Popp puso el 0-2 y España tuvo que buscar alternativas ofensivas o de planteamiento para poder reinvertir la situación negativa. 

Se intentó con cambios ofensivos como el de Pina, que buscaba cambiar el rol goleador con pólvora fresca, pero el dominio del partido seguía lastrado por el hecho de no tener pegada arriba. Ni siquiera con la entrada de Athenea y Cardona por Sheila y Laia Aleixandri , provocando que Mariona bajara al medio con Aitana y Patri Guijarro. Se tuvo más control, pero ni los 1×1, los centros y las acciones de área cambiaron el guión.

NOTICIAS RELACIONADAS

A la seleccionadora alemana le salió genial su planteamiento, sabiendo que las jugadoras españolas sin balón tienen problemas: plantearon un partido defendiendo muy bien y buscando transiciones rápidas ofensivas. Si a todo eso, le sumas la poca pegada en las pocas ocasiones que tuvo España, el resultado fue una victoria alemana relativamente cómoda y la necesidad de que las jugadoras de Jorge Vilda sumen mínimo un punto contra Dinamarca para pasar como segundas de grupo.