¿Cuánto dinero se lleva el ganador del Tour de Francia?

¿Cuánto dinero se lleva el ganador del Tour de Francia?

El Tour de Francia reparte en este 2022 premios por valor de 2.282.000 euros. El ganador se embolsa medio millón de euros siendo éste el premio más cuantioso

El Tour de Francia. La ronda gala aumentó en este 2022 sus premios en 60.000 euros, aunque muchos critican que no se premia en exceso a los corredores combativos y que los más conservadores -los de la general- sean los que mayores premios se embolsen.

En este edición, como viene ocurriendo en las últimas, el maillot amarillo se embolsará medio millón de euros a su llegada a los Campos Eliseos. El vencedor se lleva el 22% de la bolsa de premios con el segundo de la general consiguiendo 200.000 euros y el tercero 100.000.

El ganador de cada uno de las etapas se llevarán indistintamente del perfil 11.000 euros, con premios para los 10 primeros clasificados de cada jornada. Los sprints que vemos habitualmente en las fugas por los puestos -además de puntos para la clasificación UCI- dan dinero. Luis León Sánchez, por terminar tercero en la última jornada, se llevó 2.800 euros para la bolsa del Bahrain-Victorius.

La de la bolsa es otra tradición que los equipos hacen en esta competición. Todo el dinero va a parar a un fondo comunitaria del equipo y al final de la carrera se reparte a partes iguales dando igual que seas líder, sprinter o gregario.

Cada pancarta señalizada en el Tour tiene premio y así las cosas un sprint intermedio da al ganador 1.500 euros por ser el primero en pasar. Lo mismo ocurre con los puertos de montaña, que oscilan de los 800 que gana el primero en pasar en un categoría especial a los 200 que se entregan al que corone en cabeza uno de cuarta categoría.

Las clasificaciones complementarias reciben una buena tajada con la regularidad El vencedor en jóvenes se apunta 20.000, mientras que le equipo más fuerte se embolsa 50.000 al final de la carrera. A diario se premia al corredor más combativo con 2.000 euros y al ganador de esta clasificación final con otros 20.000.

Premios inflados y otros injustos

En el pelotón hay una serie de premios que están señalados como muy lucrativos porque son objetivos fáciles de conseguir. Por ejemplo, el joven -menor de 25 años- que más adelantado entre en la etapa del día se lleva 500 euros siendo éste un buen botín en comparación con otros emolumentos.

En la lista de cosas sospechosas que la organización debería revisar encontramos llevar el maillot amarillo durante una jornada se paga en esa misma cantidad de 500 euros. Cualquiera que haya vestido la prenda sabe de lo complicado que es aguantar la presión.

NOTICIAS RELACIONADAS

Otros premios que son, como poco cuestionables, se encuentran en que el tercero en el maillot de la montaña o de la regularidad se embolsan 10.000 euros al final de carrera, el mismo premio que recibe el séptimo clasificado de la general.