Consejos del ginecólogo para evitar la infección vaginal más frecuente en la mujer

Consejos del ginecólogo para evitar la infección vaginal más frecuente en la mujer

El 50 % de las mujeres sufre de vaginosis bacteriana, una alteración de la flora vaginal que provoca molestias tanto en la vulva como en la vagina.

La vaginosis bacteriana es la infección vaginal más frecuente en la mujer y tiene una prevalencia, según las series de hasta un 50%. 

Su causa es desconocida. Lo que sí se sabe es que está provocada por un desequilibrio en la flora vaginal.

Como el intestino, la vagina de la mujer posee su propiamicrobiota, un conjunto de microorganismos que habitan de manera natural en ella y sin causar daño alguna. 

Cuando esta microbiota se desequilibra se produce un aumento de bacterias anaerobias (bacterias “malas”) y una disminución de lactobacillus (bacterias «buenas»), provocando la vaginosis bacteriana.  

Síntomas de la vaginosis bacteriana

El síntoma más común de esta patología ginecológica está relacionado con el flujo vaginal en el que se producen los siguientes cambios: 

Se vuelve más abundante.Cambia de color, volviéndose más blanquecino o, incluso, amarillento, Aparece mal olor vaginal. Molestias tanto en la vulva como en la vagina.

El 50% de las mujeres sufren esta alteración de la flora vaginal. | freepic.diller

Factores de riesgo

Tal y como explica el doctor Sebastián Sessa Méndez, ginecólogo especialista en Medicina Reproductiva de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional, existen factores que parecen favorecer la aparición de la vaginosis, tales como:

El estrés.Los cambios en la temperatura y pH vaginales.Tener múltiples parejas sexuales. Aunque como subraya el doctor Sessa “no es una enfermedad de transmisión sexual”. Realizarse duchas vaginales

Ante estos síntomas, el especialista en ginecología realizará una toma de muestras de la vagina con el fin de determinar si se trata de una vaginosis bacteriana u otro tipo de patología. 

Como explica el doctor Sessa, el tratamiento más habitual es el antibiótico, aunque reconoce que las probabilidades de que la mujer vuelva a padecer la enfermedad tras la curación son muy altas. 

Posibles complicaciones

Con el antibiótico los síntomas irán remitiendo poco a poco, pero siempre es necesario tratar la vaginosis bacteriana porque puede derivar en complicaciones como partos prematuros, en el caso de las embarazadas, o padecer enfermedad inflamatoria pélvica. 

Además, las alteraciones en la microbiota vaginal puede ser la puerta de entrada a otras infecciones. 

Como explica el doctor Alfonso Duque Frischkorn, experto en endoscopia ginecológica y prevención del cáncer de la Unidad de la Mujer, “el correcto equilibrio en la flora vaginal y la corrección de sus alteraciones, entre las que se encuentra la vaginosis, son de vital importancia a la hora de mantener un escudo frente a otras infecciones que pueden provocar serias complicaciones, como el virus del papiloma humano”.

Un ensayo clínico está probando la mezcla de probióticos sobre la vaginosis bacteriana en mujeres adultas. |

Ensayo clínico para mejorar las tasas de curación

Con el fin de implementar un tratamiento que mejore las tasas de curación y para disminuir las de recurrencias, ambos ginecólogos de la Unidad de la Mujer del Hospital Ruber Internacional están participando conjuntamente con Otcem Phamaceuticals en un ensayo clínico, doble ciego y controlado con placebo para evaluar el efecto de una mezcla de probióticos sobre la vaginosis bacteriana en mujeres adultas.

NOTICIAS RELACIONADAS

“Nuestro objetivo principal de este ensayo es investigar si el uso de una mezcla de probióticos junto con el tratamiento antibiótico recomendado para la vaginosis bacteriana mejora la tasa de curación y los síntomas de la misma, así como evaluar la tolerabilidad de los preparados”, señalan los doctores Sessa y Duque.

About The Author