Así se pintaron de blanco La Rumorosa, la Laguna Hanson y El Cóndor

Yahoo Deportes

Perdió las piernas por la radiación de Chernóbil, sufrió abusos en un orfanato y acabó siendo medallista paralímpica

Debido a la radiación de Chernóbil, Oksana Masters nació con seis dedos en cada pie, los dedos de las manos unidos y con la pierna izquierda 15 centímetros más corta que la derecha. Fue abandonada por sus padres y se crio en un orfanato en el que sufrió todo tipo de abusos hasta que una profesora estadounidense la adoptó poco antes de cumplir los ocho años. En EE.UU. se sometió a varias operaciones y tuvieron que amputarle sus extremidades inferiores para calmar su dolor.Aquella infancia tan dura no fue un impedimento para que esta joven ucranoestadounidense, que ahora tiene 31 años, acabara triunfando en el deporte. Ha practicado remo, ciclismo y esquí y en su palmarés cuenta con ocho medallas paralímpicas conseguidas tanto en los Juegos de verano como en los de invierno.Más historias que te pueden interesar:Gui Yuna, la ex atleta paralímpica que triunfa como culturista en ChinaPerdió las piernas siendo un niño y ha llegado a ser campeón de culturismo: la historia de Edgard John-AugustinNick Newell, el luchador de un brazo que sueña con triunfar en las artes marciales mixtas