Amnistía Internacional pide investigar «la tragedia de Melilla»

Amnistía Internacional pide investigar «la tragedia de Melilla»

«Esa fecha ha pasado a la historia como la mayor tragedia humanitaria de la democracia en la frontera sur por lo que el Gobierno y el Congreso deben aprobar medidas para evitar que hechos así vuelvan a suceder», agrega

Amnistía Internacional ha pedido con motivo del debate sobre el estado de la nación al Gobierno y el Congreso que se comprometan a investigar «la tragedia de Melilla» y tomar medidas para evitar situaciones como la del pasado 24 de junio cuando al menos 23 personas murieron en un asalto a la valla fronteriza.

Así lo solicita Amnistía Internacional en un comunicado en el que añade que también tienen que aprovechar el último año de la legislatura para afianzar los derechos humanos en España reformando las leyes de seguridad ciudadana y secretos oficiales

Amnistía Internacional estima que ante el debate sobre el estado de la nación, que se inicia este martes, el Gobierno y el Congreso deben impulsar una investigación para aclarar lo sucedido en la frontera de Melilla el pasado 24 de junio.

«Esa fecha ha pasado a la historia como la mayor tragedia humanitaria de la democracia en la frontera sur por lo que el Gobierno y el Congreso deben aprobar medidas para evitar que hechos así vuelvan a suceder», agrega.

A juicio de Amnistía Internacional «las declaraciones de apoyo a la actuación de Marruecos del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, nada más conocerse la noticia y sin tener toda la información, según confirmó con posterioridad, son imprudentes y no están a la altura de lo que se espera de un Ejecutivo que afirma estar comprometido con el respeto a los derechos humanos«.

Por ello pide «al presidente Sánchez y a todos los grupos parlamentarios que aprovechen el próximo debate sobre el estado de la nación para condenar este tipo de actuaciones».

Hasta ocho violaciones de derechos humanos

La organización asegura haber encontrado indicios de hasta ocho violaciones de derechos humanos protagonizadas por fuerzas de seguridad españolas o por las fuerzas marroquíes, «entre ellas las expulsiones sumarias y colectivas en frontera, conocidas como devoluciones en caliente y contrarias al derecho internacional, que ampara la actual ley de seguridad ciudadana».

Recuerda que «para evitar todo este sufrimiento son necesarias vías legales y seguras para que todas las personas que se ven forzadas a desplazarse, independientemente de su procedencia, vean respetados sus derechos a un procedimiento con todas las garantías y no discriminatorio para pedir asilo y protección».

En este sentido, Amnistía Internacional llama la atención sobre la importancia del proceso de negociación del nuevo pacto europeo de migración y asilo, «en el cual España tiene un papel fundamental al asumir la presidencia de la UE el próximo año».

También considera necesario «revisar la cooperación con Marruecos para garantizar que sus políticas de control migratorio tienen como prioridad el respeto de los derechos humanos de las personas migrantes».

En este sentido, cree que «sería deseable que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska diera cuenta de su viaje a Marruecos del pasado día 8 y explicara si discutió con su homólogo marroquí el necesario cambio en la gestión de fronteras para que la tragedia de Melilla no vuelva a repetirse».

NOTICIAS RELACIONADAS

En relación a las políticas migratorias, la organización dice que ha podido constatar «la falta de transparencia del Gobierno, que se ampara en la ley de secretos oficiales respecto a los acuerdos con Marruecos».

About The Author